Qué son los suplementos

Hoy en día, todos somos un poco más conscientes de nuestra salud y bienestar. Términos como “autocuidado” se han consolidado en el vocabulario público, y parece que cada vez más personas dan prioridad a su salud.

Lo creas o no, se prevé que el mercado mundial de suplementos alcance un valor de 216.300 millones de dólares en 2026, mientras que sólo el mercado europeo alcanzará los 52.900 millones de dólares en 2025[1] Sin embargo, a pesar de la popularidad del consumo de suplementos, la gente sigue teniendo muchas preguntas. Una de las más comunes que recibimos: ¿cuánto tiempo tardan los suplementos en hacer efecto?

En primer lugar, depende de los suplementos que se tomen y de la deficiencia que se intente corregir. También depende de la gravedad de la carencia. En general, cuanto más grave sea la carencia de una vitamina o un nutriente, más rápido se notará la diferencia al tomar los suplementos.

En declaraciones a Women’s Health, la nutricionista Jessica Sepel afirmó: “Muchas personas tienen una carencia tan grave [que] no se puede evitar: “Muchas personas tienen tantas carencias [de un nutriente] que cuando empiezan a tomar suplementos notan una diferencia de energía y claridad mental en pocos días”[2].

¿Qué vitaminas debo tomar?

Cuando coges ese frasco de vitamina C o de pastillas de aceite de pescado, te preguntas si funcionan bien y si son seguras. Lo primero que debe preguntarse es si las necesita.

Quizá te interese  ¿Cómo hacer el ejercicio de tablas?

Más de la mitad de los estadounidenses toman uno o más suplementos dietéticos a diario o en ocasiones. Los suplementos pueden adquirirse sin receta y suelen presentarse en forma de píldora, polvo o líquido. Los suplementos más comunes son las vitaminas, los minerales y los productos herbales, también conocidos como productos botánicos.

Algunos suplementos pueden tener efectos secundarios, especialmente si se toman antes de la cirugía o con otros medicamentos. Los suplementos también pueden causar problemas si se tienen ciertas condiciones de salud. Y los efectos de muchos suplementos no han sido probados en niños, mujeres embarazadas y otros grupos. Por lo tanto, hable con su proveedor de atención médica si está pensando en tomar suplementos dietéticos.

Los suplementos dietéticos están regulados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA) como alimentos, no como medicamentos. La etiqueta puede afirmar que tienen ciertos beneficios para la salud. Pero, a diferencia de los medicamentos, los suplementos no pueden afirmar que curan, tratan o previenen una enfermedad.

Cuándo tomar los diferentes suplementos

¿Tomas tus vitaminas en el momento adecuado? Es fácil tomar un multivitamínico por la mañana o por la noche y pensar que el cuerpo está absorbiendo los nutrientes. Pero el momento en el que se toman las vitaminas cada día es importante, de hecho, es muy importante. Así que, ¿cuándo debe tomar realmente sus vitaminas?

El momento en que se toman los suplementos puede afectar significativamente a la forma en que el cuerpo puede absorber y utilizar los nutrientes. Las vitaminas liposolubles (A, D, E y K) y los omega-3 (pruebe el aceite de pescado SFH Super Omega-3) se absorben mejor si se toman con una comida que contenga grasa. Los probióticos se toman mejor con el estómago vacío para que no haya nada que interfiera en el trabajo de las bacterias buenas. (La vitamina B12 también se absorbe mejor con el estómago vacío porque el ambiente ácido aumenta la absorción.

Quizá te interese  ¿Cuáles son los tipos de reacción en educación física?

Las vitaminas del complejo B deben tomarse a primera hora del día, preferiblemente con la primera comida. Ayudan al cuerpo a producir energía a partir de los alimentos y tomarlas más tarde en el día puede interferir con su sueño. El hierro y el calcio (pruebe el butirato de calcio/magnesio de BodyBio) nunca deben tomarse juntos, ya que compiten por los sitios receptores; tome el hierro durante el día con algo de vitamina C para aumentar la absorción.

¿Qué son los complementos alimenticios?

Sea sincero: ¿cuándo fue la última vez que comió las cinco a nueve raciones de fruta y verdura que se le sugieren al día? A pesar de sus esfuerzos por seguir una dieta equilibrada, es posible que no alcance la cantidad diaria recomendada de ciertos nutrientes.

Muchas personas recurren a los suplementos dietéticos para obtener la ingesta recomendada de esos nutrientes que faltan. Los suplementos pueden utilizarse para suplir las carencias nutricionales de la dieta y pueden ser especialmente beneficiosos para ciertos grupos de personas (como las mujeres embarazadas, las mujeres menopáusicas, los veganos, los vegetarianos y las personas con alergias alimentarias) que pueden necesitar niveles más altos de ciertos nutrientes o cuyas dietas pueden restringir la ingesta de ciertos nutrientes.

Estos son algunos consejos generales para los adultos que están considerando tomar un suplemento dietético. Recuerde que, aunque estos productos están disponibles sin receta, es conveniente que hable con su médico antes de empezar a tomar cualquier tipo de suplemento. Los suplementos pueden no ser necesarios para todo el mundo. Su médico puede ayudarle a determinar si un suplemento dietético es necesario.

Quizá te interese  ¿Por qué se considera primordial la rótula de suspensión?