Armas de artes marciales

Posiblemente el tipo de artes marciales más conocido sea el karate. Originario de Okinawa, en Japón, está diseñado para enseñar disciplina y defensa personal. Los movimientos se centran mucho en los puñetazos y las patadas, así como en las técnicas de mano abierta y los golpes de rodilla y codo al adversario. No se necesitan armas para practicar el karate, y es una forma estupenda de aprender a defenderse de forma segura con el mínimo daño.

Al igual que en muchas artes marciales, el nivel de destreza se demuestra con el color del cinturón, que va subiendo de color a medida que se aprende y se adquiere más experiencia. El karate es muy popular en todo el mundo y es un gran ejercicio general si se busca algo que queme calorías pero que sea divertido.

Debido a los diferentes aspectos de la cultura china, cuando se aprende, se presta mucha atención a la comprensión del oponente. Dependiendo del área del kung fu, esto puede lograrse a través de la vía de la fuerza y la resistencia o de la vía de la relajación y la visualización.

Un tipo de artes marciales menos conocido es el jiu-jitsu que, al igual que el karate, también tiene su origen en Japón. También se centra en la enseñanza de la defensa personal y la disciplina, además de incorporar otras formas de artes marciales. Es una buena forma de artes marciales, ya que puede utilizarse junto con la mayoría de las otras modalidades, como el boxeo y el karate.

Diferencia entre las artes marciales

Las artes marciales existen desde hace miles de años. Muchas han quedado sólo como parte de la historia y se han perdido en la práctica, mientras que algunas artes y técnicas nuevas se siguen desarrollando hoy en día. La pregunta es: ¿cuántas artes marciales existen?

Hay más de 190 artes marciales diferentes en el mundo. En la mayoría de los casos, se diferencian numerosos estilos de un arte marcial concreto como un arte aparte (por ejemplo, el karate diferencia Goju Ryu, Shotokan, Kenpo, etc.).

Una de las antiguas artes marciales de África Occidental, el Dambe, se ha utilizado tradicionalmente en el entrenamiento de los antiguos guerreros africanos en las tribus de Nigeria, Chad, etc. Se centra en el boxeo, pero también se permiten las patadas.

La Lucha con Palo Zulú (también conocida como Lucha con Palo Nguni) tiene su origen en la tribu zulú que habitaba la región sudafricana. Se basa en el entrenamiento con armas, especialmente palos, pértigas, etc. Famosos practicantes de este arte fueron Nelson Mandela y Shaka Zulú.

Coreeda es un antiguo sistema de lucha aborigen australiano, centrado principalmente en las técnicas de lucha. Algunas técnicas tienen supuestamente miles de años de antigüedad, con la intención de empujar al oponente fuera de un círculo, de forma similar a la lucha de sumo.

Las mayores artes marciales del mundo

Preguntas, ¡recibimos tantas preguntas sobre los diferentes estilos de artes marciales!    Hay muchas razones para estudiar artes marciales y hay varios beneficios, desde el entrenamiento físico hasta la mejora de la disciplina y la agudeza mental. Se ha demostrado su eficacia en el manejo de muchas afecciones físicas y mentales, desde el asma infantil, los trastornos de atención, el estrés y la ansiedad.

Las artes marciales existen desde hace miles de años y a lo largo de la historia han surgido muchos tipos de artes marciales con diferentes estilos de movimiento y lucha. Con tantos estilos de artes marciales que existen, es fácil confundirse con la terminología y las disciplinas. Para facilitar su confusión, le ofrecemos nuestra propia descripción breve de la disciplina, los orígenes, la filosofía y el estilo de cada arte marcial.

Kung Fu es en realidad un término occidental que engloba a las artes marciales chinas, según la revista Black Belt. Las artes marciales chinas se remontan al año 2600 a.C., pero el Kung Fu con el que estamos más familiarizados comenzó alrededor del año 527 d.C., cuando Ta Mo llegó al Templo Shaolin y creó los 18 Puños Budistas.

Artes marciales más eficaces

Las artes marciales son sistemas codificados y tradiciones de combate que se practican por diversos motivos, como la defensa personal, las aplicaciones militares y policiales, la competición, el desarrollo físico, mental y espiritual, el entretenimiento y la conservación del patrimonio cultural intangible de una nación[1].

Según Paul Bowman, el término “artes marciales” se popularizó en la cultura popular durante los años 60 y 70, sobre todo por las películas de artes marciales de Hong Kong (las más famosas de Bruce Lee) durante la llamada ola “chopsocky” de principios de los años 70[2].

Según John Clements, el término artes marciales deriva de un término latino más antiguo que significa “artes de Marte”, el dios romano de la guerra, y se utilizaba para referirse a los sistemas de combate de Europa (artes marciales europeas) ya en la década de 1550[3].

El término ciencia marcial, o ciencias marciales, se utilizó comúnmente para referirse a las artes de combate de Asia oriental (artes marciales asiáticas) hasta la década de 1970, mientras que el término boxeo chino también se utilizó para referirse a las artes marciales chinas hasta entonces[4].