Músculos profundos de la espalda

Si sufre regularmente dolores de espalda, es muy fácil suponer que algo va muy mal. Cuando le duele la espalda, puede afectar a todo lo que hace en su día a día. Actividades como doblar la ropa o incluso salir a pasear pueden ser excepcionalmente incómodas. Y aunque hace bien en buscar atención médica para ayudar a su espalda, hay muchas causas diferentes para el dolor de espalda. Estas causas pueden ir desde una hernia de disco hasta una distensión muscular en la espalda, y cada una de ellas merece diferentes opciones de tratamiento. Su dolor de espalda no tiene por qué definirle cuando encuentra las opciones de tratamiento del dolor de espalda adecuadas con la ayuda del Spine Institute of North America. Creemos firmemente en educar a nuestros pacientes y ayudarles a encontrar la solución más sencilla a su problema de dolor de espalda. Con eso en mente, no sólo ayudamos con los problemas óseos y nerviosos, sino también con los musculares. Y con tantos músculos que gobiernan su columna vertebral, pueden ser un componente crítico a considerar cuando se trata cualquier forma de dolor de espalda.

Músculos intrínsecos de la espalda

Está formada por 24 huesos, conocidos como vértebras, uno encima de otro. Estos huesos tienen discos entre ellos y muchos ligamentos y músculos fuertes a su alrededor para apoyarlos. También están los huesos del cóccix, en la parte inferior de la espalda, que están fusionados y no tienen discos entre ellos.

Quizá te interese  ¿Cómo hacer ejercicios con step en casa?

La médula espinal se conecta con el cerebro a través de la base del cráneo y con el resto del cuerpo mediante nervios que atraviesan los espacios entre los huesos de la columna vertebral. Estos nervios también se conocen como raíces nerviosas.

Además de lo mencionado anteriormente, también hay afecciones específicas que están relacionadas con el dolor que se siente en la espalda. Es importante recordar que un dolor intenso no significa necesariamente que haya un problema grave. A continuación se enumeran algunas afecciones comunes.

A medida que envejecemos, los huesos, discos y ligamentos de la columna vertebral pueden debilitarse de forma natural con el paso del tiempo. Esto nos ocurre a todos en cierta medida como parte del proceso de envejecimiento, pero no tiene por qué ser un problema y no todo el mundo tendrá dolor por ello.

Dolor muscular en la zona lumbar

Los artículos de Verywell Fit son revisados por profesionales de la nutrición y el ejercicio. Los revisores confirman que el contenido es exhaustivo y preciso, y que refleja las últimas investigaciones basadas en la evidencia. El contenido se revisa antes de su publicación y en caso de actualizaciones sustanciales. Más información.

La espalda es una fuerza que le ayuda a realizar muchos movimientos, protege su columna vertebral y contribuye a su postura. Cuando los músculos de la espalda son débiles, pueden provocar dolor y rigidez. Elegir los ejercicios adecuados para la espalda e incorporarlos a tu rutina de ejercicios puede ayudarte a construir una espalda más fuerte y en forma.

Los músculos de la espalda participan en casi todas las actividades que realizas cada día, por lo que deben ser lo suficientemente fuertes como para soportar todo ese trabajo. El entrenamiento de fuerza de los músculos de la espalda añadirá masa muscular a la parte superior del cuerpo, lo que puede ayudar a que la cintura parezca más pequeña. Al igual que el pecho, la espalda está formada por grandes músculos que pueden soportar mucho peso y, por lo tanto, te ayudan a quemar más calorías.

Quizá te interese  ¿Qué capacidades físicas desarrolla la escalera de velocidad *?

Fortalecer la espalda es esencial para reducir el riesgo de dolores y lesiones. Cuando los músculos de la espalda se fatigan, una mala postura y una forma inadecuada pueden provocar lesiones. Es fundamental aumentar la resistencia y la fuerza muscular para evitarlo.

Anatomía de los músculos de la espalda

Los artículos de Verywell Health son revisados por médicos certificados y profesionales de la salud. Estos revisores médicos confirman que el contenido es exhaustivo y preciso, y que refleja las últimas investigaciones basadas en la evidencia. El contenido se revisa antes de su publicación y en caso de actualizaciones sustanciales. Más información.

La espalda está formada por un complejo conjunto de huesos, discos, nervios, articulaciones y músculos. Los músculos de la espalda sostienen la columna vertebral, unen la pelvis y los hombros al tronco y proporcionan movilidad y estabilidad al tronco y la columna vertebral.

La espalda está formada por tres capas musculares distintas: la capa superficial, la capa intermedia y la capa profunda. Estas capas de músculos de la espalda ayudan a movilizar y estabilizar el tronco durante las actividades cotidianas. También unen los hombros y la pelvis al tronco, creando un puente entre la parte superior y la inferior del cuerpo.

La capa superficial de los músculos de la espalda se encuentra justo debajo de la piel y la fascia. Muchos de estos músculos son fáciles de identificar y localizar simplemente mirando y palpando el cuerpo. Los músculos superficiales de la espalda son: