¿Es bueno el entrenamiento funcional para perder peso?

Para que conste: Estar de pie sobre una pelota de bosu haciendo sentadillas no es un entrenamiento funcional. Todo lo que se parezca a esto es francamente peligroso y no conducirá a una mejora del rendimiento. Son ejercicios como éste los que dan mala fama al entrenamiento funcional.

La cultura del fitness de hoy en día ha estado muy influenciada por la época dorada del culturismo. Por eso la mayoría de los gimnasios comerciales están repletos de máquinas. El problema de las máquinas es que están diseñadas para trabajar los músculos de forma aislada. Y no es así como se supone que debe funcionar tu cuerpo.

Esto está estrechamente relacionado con el punto anterior. Los pesos libres y los ejercicios con carga corporal tienen como prioridad mejorar la coordinación, la estabilidad y la fuerza en relación con tu propio peso corporal. Esto mejorará en gran medida tu funcionalidad y atletismo.

El núcleo no está ahí para doblar y torcer la columna vertebral, así que los abdominales y las sentadillas están descartados. El objetivo principal del núcleo es resistir el movimiento. Mantiene la estabilidad de la columna vertebral y te permite transferir la fuerza de forma eficaz a través de las piernas y los brazos.

¿El entrenamiento funcional desarrolla los músculos?

¿Cuál es la forma “correcta” de hacer ejercicio? Encontrar la respuesta puede resultar confuso, rápidamente. ¿Cuántas repeticiones y series hay que hacer para ganar músculo? ¿Debes entrenar sólo un grupo muscular al día? ¿Debes hacer más cardio? Son buenas preguntas. Pero aquí hay una pregunta que responderá al resto. ¿Es mejor entrenar un grupo muscular al día o centrarse en varios grupos musculares grandes? Parte de esto depende, obviamente, de tus objetivos. ¿Quieres convertirte en un culturista o quieres estar delgado, en forma y tonificado?  Lo creas o no, son dos cosas completamente diferentes que necesitan entrenamientos distintos. Si quieres estar delgado, en forma y tonificado, los entrenamientos funcionales son el camino a seguir.

Quizá te interese  ¿Cómo reducir la cintura en una semana?

El entrenamiento de movimiento funcional no sólo fortalece un grupo muscular a la vez. En cambio, este tipo de entrenamiento trabaja varios grupos musculares a la vez. Como resultado, se desarrolla la fuerza de forma holística, forzando al cuerpo a funcionar como una sola unidad. Al utilizar varios grupos musculares a la vez, también se mejora la coordinación y el control neuromuscular. Básicamente, el entrenamiento del movimiento funcional consiste en entrenar “movimientos, no músculos”.  Refleja la forma en que los seres humanos están destinados a moverse, y ayuda a que nos movamos aún mejor.

Entrenamiento funcional en casa

El entrenador profesional y ex jugador de rugby de los Super 15 Terry Jacob se centra en el uso del entrenamiento funcional para ayudar a sus clientes a alcanzar sus objetivos de fitness. Analizamos los beneficios del entrenamiento funcional y del HIIT y cómo puede ayudar a mejorar el rendimiento deportivo.

El entrenamiento funcional tiene muchos beneficios; no sólo mejora el rendimiento deportivo en general, sino que es una gran manera de ayudarte a alcanzar tus objetivos de fitness. Este tipo de entrenamiento está orientado a tus necesidades específicas, lo que lo convierte en un gran beneficio para cualquier persona, independientemente de su nivel de fitness. Cuando se practica con regularidad, el entrenamiento funcional puede aumentar el equilibrio y la flexibilidad, permitiéndole realizar las actividades cotidianas de forma eficiente.

Independientemente del tipo de entrenamiento físico en el que te centres, el entrenamiento funcional y el HIIT (High Intensity Interval Training) pueden proporcionarte el impulso que necesitas para alcanzar tus objetivos. El entrenador profesional Terry Jacob se centra en utilizar el entrenamiento funcional para apoyar los objetivos de fitness y deportivos de sus clientes, y con gran éxito.

Quizá te interese  ¿Cómo hacer ejercicios de piernas en casa?

Desventajas del entrenamiento funcional

El entrenamiento funcional se ha convertido en la nueva palabra de moda en los gimnasios, pero no es en absoluto otra “moda” del fitness. El entrenamiento funcional, que cambia el enfoque del fitness por un entrenamiento mucho más práctico de todo el cuerpo, trabaja ejercitando los músculos de forma similar a como se utilizaría el cuerpo en la vida cotidiana. Es el tipo de entrenamiento que prepara su cuerpo para diversas formas de actividad diaria y, por lo tanto, mantiene la fuerza y la resistencia del cuerpo que se puede aplicar en todas las áreas.

Con un énfasis en la fuerza, la respiración y la flexibilidad, los beneficios del entrenamiento funcional difieren de otros entrenamientos por la forma en que se dirige a su cuerpo. Al incorporar lo mejor de cada campo del fitness y tener en cuenta las leyes físicas aplicadas a los movimientos corporales cotidianos, el entrenamiento funcional tiene como objetivo potenciar su salud y bienestar general.    ¿Quieres probarlo por ti mismo? A continuación te explicamos en qué consiste el fitness funcional y los beneficios que obtendrás.

Al mejorar el funcionamiento general del cuerpo, aumentar la fuerza y la resistencia muscular y desarrollar la estabilidad muscular y corporal, las actividades cotidianas pueden realizarse con mayor facilidad. En comparación con el entrenamiento convencional, los beneficios del acondicionamiento físico funcional tienden a superar todo lo demás, ya que se centra en los movimientos que realizamos a diario.