Giro del palo de escoba

Si hay una herramienta que no recibe el amor que merece es el palo de escoba. Puedes utilizarlo para mejorar la movilidad, aumentar la estabilidad, mejorar tu capacidad de expresión de la fuerza e incluso realizar un impresionante ejercicio cardiovascular. A continuación te explicamos cómo

Puede que un palo de escoba no te parezca un equipo de fitness. Pero puede sustituir a muchos equipos de fitness. Es barato, fácil de conseguir y una gran herramienta para centrarse en el movimiento, porque no hay nada más en lo que centrarse. También es bueno para ayudar a enfatizar ciertos movimientos, dar forma y dirección a los ejercicios de movilidad y ayudar a señalar los puntos de bloqueo y los desequilibrios.  Los palos de escoba se utilizan principalmente para ayudar a la movilidad.

Ejercicios con escobas para los abdominales

Planee comenzar este programa de ejercicios tan pronto como su médico le dé permiso. Cuando empiece a hacer estos ejercicios, es posible que se canse con facilidad y que sienta alguna molestia al intentar hacerlos. Sin embargo, continúe haciéndolos hasta que sienta una ligera molestia, pero no hasta que le resulte doloroso. Trabaje a su propio ritmo y haga estos ejercicios con regularidad.

Para obtener información sobre nutrición durante y después del tratamiento, nuestra directora de bienestar Julie Lanford escribe en CancerDietitian.com y tiene mucha información práctica y recetas. Ha desarrollado información especialmente para ti. En su página Pink Broomstick Nutrition encontrarás descargas en PDF de:

Quizá te interese  ¿Cómo se llama la cosa para respirar debajo del agua?

El palo de la escoba ejercita el hombro

Asegúrate de alternar los extremos de la escoba/mapa para equilibrar la resistencia en cada lado del cuerpo. Además, una cuerda tensada también sirve para estos ejercicios. Diviértete con la velocidad y el número de repeticiones.

1. Sentadillas con agarre ancho por encima de la cabeza – Sosteniendo la escoba, mantenga los brazos rectos y por encima de la cabeza. Posición amplia de las piernas. Baja profundamente en la sentadilla. Mantén los brazos rectos por encima de la cabeza. Saca los glúteos y ponte en cuclillas. Repite.

2. Zancadas hacia delante con giro lateral – En la zancada, mantén la rodilla alineada y por encima de los dedos del pie. Sujetando la escoba, mantén los brazos extendidos y rectos delante del cuerpo y gira lateralmente (plano transversal) hacia la izquierda. Repetir hacia la derecha.

3. Press de hombros por encima de la cabeza – Póngase de pie con los pies separados a la anchura de los hombros. Sujete la escoba a la anchura de los hombros. Comience con la escoba a la altura de los hombros y presione hacia arriba (plano sagital) delante de la cara hasta que los brazos estén rectos en el aire por encima de la cabeza. Repita el ejercicio.

5. Flexión lateral alternada / toques de rodilla – Póngase de pie con los pies un poco más separados que la anchura de los hombros y las rodillas ligeramente flexionadas. Apoye la escoba detrás del cuello sobre los hombros. Agarre la escoba en pronación. Al mismo tiempo, levante la rodilla derecha y agáchese hacia la derecha para que su rodilla llegue a tocar el palo de la escoba. Repita en el lado izquierdo.

Quizá te interese  ¿Por qué los peces nadan en bancos?

Ejercicios con escoba para personas mayores

El entrenamiento con escoba o palo de escoba -que tiene un nombre elegante, ejercicio de movilidad con palo- es un programa de entrenamiento que mejora la flexibilidad, la fuerza y la coordinación, y las mujeres deberían pensar en incluirlo en sus rutinas.

El palo de escoba es un aparato estándar en muchos gimnasios, que se utiliza como accesorio que hace más emocionante la realización de los ejercicios. Entre ellos se encuentran entrenamientos como las elevaciones de piernas y los abdominales, que se hacen más impactantes al añadir el palo.

“El entrenamiento con el palo está diseñado para ayudarte a moverte mejor mejorando tu movilidad, estabilidad y fuerza”, dijo Johns. “Mejora tu rango de movimiento, la activación muscular, la coordinación y la conciencia corporal para construir una base sólida para un mejor movimiento”.

Puedes ejercitar tus glúteos y piernas con este sencillo ejercicio. Sujeta el palo de escoba en posición vertical hacia tu izquierda con las manos sujetándolo. A continuación, tendrás que levantar el pie derecho unos dos centímetros del suelo y empujarlo hacia un lado y de vuelta al palo. Después de completar 20 repeticiones, puedes cambiar el palo a tu lado derecho y mover el pie desde la dirección opuesta.