Pilates para embarazadas youtube

A lo largo de los más de nueve meses de embarazo, tu cuerpo está en un constante estado de cambio. Un día, apenas puedes salir de la cama, subsistiendo con una dieta de galletas saladas, y al siguiente, te sientes con energía y te apetece algo súper aleatorio, como una ensalada con sardinas.

Al igual que tu cuerpo está cambiando, también debería hacerlo tu práctica de Pilates prenatal. “A medida que tu útero se expande, tu centro de gravedad se desplaza continuamente y la forma en que te sientes cambia”, dice Melissa Connolly, instructora de Pilates en Pilates Anytime y miembro de la facultad de Balanced Body.

Aunque siempre vas a buscar un desarrollo muscular equilibrado, así como una mayor estabilidad y conciencia corporal en tu entrenamiento de Pilates prenatal, es importante escuchar a tu cuerpo y modificar en consecuencia, dice Melissa.

En este momento, las clientas suelen ser tímidas a la hora de acercarse al profesor de Pilates para comunicarle que están embarazadas. La buena noticia es que no hay nada específico que no puedas hacer todavía, pero tu profesor puede educarte y animarte a escuchar a tu cuerpo.

Pilates cien embarazadas

¿Busca una forma de mantenerse activa mientras está embarazada? Tanto si eres una persona a la que le gusta mantenerse activa como si acabas de quedarte embarazada y estás preparada para ponerte en marcha con algún tipo de ejercicio físico, el pilates prenatal puede ser justo lo que necesitas. Las rutinas de ejercicio prenatal, como el pilates para embarazadas, permiten a las madres mantenerse activas durante el embarazo y tienen enormes beneficios tanto para la madre como para el niño. Si estás en Melbourne, prueba nuestras clases de pilates para embarazadas en nuestro estudio de la calle Prahran.

Quizá te interese  ¿Qué garantiza la actividad física?

Hay que tener en cuenta que algunas formas de ejercicio son seguras durante el embarazo, pero otras deben evitarse. A continuación, te ofrecemos algunos ejemplos y te explicamos por qué el pilates es una forma de ejercicio segura durante el embarazo. Aprende a mantenerte activa y a desarrollar un físico fuerte y flexible mientras esperas un bebé.

La gente suele confundir el pilates con otras formas de ejercicio. Los no iniciados pueden pensar en el yoga. El pilates no es un método elegante de estiramiento. Esta técnica, con casi 100 años de antigüedad, es un método de ejercicio centrado en el arte del movimiento controlado. Valioso para desarrollar la fuerza, mejorar la flexibilidad general, mejorar el control motor y la coordinación, el pilates también mejora la resistencia del cuerpo para el ejercicio o las actividades de la vida diaria. En el pilates, se hace mucho hincapié en la construcción de un núcleo fuerte, centrándose en el trabajo abdominal, el fortalecimiento de la espalda baja, la fuerza de la cadera y la flexibilidad. La alineación de la columna vertebral, la mejora de la postura y la ayuda para desarrollar un cuerpo flexible y estructuralmente sólido son una de las principales prioridades del pilates.

Beneficios del pilates durante el embarazo

Fig. 1Flujograma del progreso a través de las fases del ensayoImagen a tamaño completoSegún la Tabla 1, la edad media de las participantes en el grupo de estudio fue de 25,16 ± 4,41 años, y la del grupo de control fue de 23,81 ± 4,30 años. La edad gestacional media al inicio del estudio fue de 26,71 ± 0,78 semanas en el grupo de intervención y de 26,67 ± 0,73 semanas en el grupo de control. El índice de masa corporal medio en las primeras 12 semanas de embarazo fue de 22,71 ± 1,57 kg/m2 en el grupo de intervención y de 22,38 ± 1,52 kg/m2 en el grupo de control. Según la prueba t independiente, no hubo diferencias significativas entre los dos grupos en cuanto a la edad gestacional en el momento de la inscripción y el índice de masa corporal al inicio del estudio. El nivel educativo de la mayoría de las mujeres (81,55%) del estudio era de diplomatura o superior. En cuanto a la ocupación, 96 (93,2%) de las participantes en el estudio no estaban empleadas, no existiendo diferencias significativas entre los dos grupos en cuanto al nivel educativo y la situación laboral.

Quizá te interese  ¿Dónde es la grasa localizada?

Pilates para embarazadas en línea

El pilates es una forma de ejercicio cada vez más popular para personas de todas las edades y niveles de fitness. Es una opción de bajo impacto, versátil y eficaz para las personas que desean mejorar su fuerza, postura, equilibrio, flexibilidad y tono muscular. Los ejercicios de Pilates se centran en fortalecer los músculos abdominales inferiores y el suelo pélvico, proporcionando un “núcleo estable” que sostiene la espalda y permite un movimiento eficiente. Los programas de ejercicios pueden modificarse ampliamente para centrarse en diferentes partes del cuerpo y adaptarse a las necesidades individuales. La resistencia se proporciona a través de los equipos de Pilates del “estudio”, conocidos como “reformadores” y “mesas de trapecio”, la gravedad y otros equipos más pequeños, como pelotas de ejercicio y bandas de resistencia.

Durante el embarazo, los músculos abdominales (barriga) se estiran para hacer sitio al bebé en crecimiento. Esto puede debilitar los músculos, especialmente los músculos abdominales profundos. Los músculos abdominales profundos son los encargados de dar soporte a la espalda (funcionan como un corsé). La falta de apoyo hace que la espalda sea vulnerable a las lesiones. Esto se ve agravado por la hormona relaxina, que se libera en las mujeres embarazadas para ablandar los ligamentos y permitir que la pelvis se estire durante el parto. La relaxina ablanda todos los ligamentos, incluidos los de la espalda. Al reducirse el apoyo de los ligamentos y los músculos abdominales, muchas mujeres embarazadas experimentan dolor de espalda. La relaxina permanece en el cuerpo durante algún tiempo después del nacimiento del bebé. Por eso es importante proteger la espalda no sólo durante el embarazo, sino también después del parto, sobre todo al levantar objetos, agacharse, dar el pecho, etc.

Quizá te interese  ¿Por qué se contractura el pectoral?