Posturas hipopresivas

A estas alturas, casi todo el mundo ha oído hablar o ha participado en programas específicos para la construcción del “núcleo”. Aunque es un concepto importante, ahora estamos descubriendo que la forma en que hemos estado construyendo y ejercitando nuestro núcleo puede estar causando más daño que bien, especialmente si usted tiene un problema de espalda, disfunción del suelo pélvico como incontinencia, hemorroides o dolor pélvico, o signos de problemas de integridad abdominal como hernias o diastasis recti. Aquí, desafiaremos el viejo programa de ejercicios estándar de abdominales y sentadillas o cualquier otro programa que separe los abdominales del resto del núcleo y veremos los hipopresivos frente a los ejercicios abdominales tradicionales.

En primer lugar, definamos el núcleo. Piensa en él como un bote con una parte superior, una inferior y un cuerpo cilíndrico. La parte superior es el diafragma respiratorio que separa el pecho del abdomen. La parte inferior es el diafragma pélvico sobre el que descansan los órganos urogenitales y que está situado entre los huesos “SITS” (los huesos sobre los que te sientas), el coxis (coxis) y el hueso púbico. Las paredes del bote son los pequeños músculos de la espalda baja llamados multifidi a lo largo de la columna vertebral, y el músculo abdominal profundo llamado transversus abdominus (TrA) en la parte delantera y los lados. Para utilizar realmente el “core” de forma integral e involuntaria, es necesario ejercitarlos todos al mismo tiempo, no sólo una serie a la vez como los abdominales y luego los ejercicios de extensión de la espalda. Esta vieja filosofía de fortalecimiento del “core” ni siquiera aborda los diafragmas pélvico y respiratorio. Para que el “núcleo” funcione como una unidad para mejorar el equilibrio y el contrapeso, los músculos del núcleo deben entrenarse como una unidad.

Quizá te interese  ¿Dónde puedo estudiar personal trainer en Perú?

Beneficios de los ejercicios hipopresivos

Muchas mujeres conocerán el concepto de Hipopresivos por primera vez después de haber dado a luz. En Bélgica, la mayoría de las mujeres asisten a varias sesiones de “kiné” (fisioterapeuta) durante el posparto, en las que se familiarizan con los ejercicios hipopresivos. Yo soy una de esas mujeres, ya que nunca había oído hablar de los Hipopresivos. En resumen, se trata de una técnica de respiración que ayuda a ejercitar el suelo pélvico y a tonificar el abdomen de forma segura.

Lo que muchas mujeres no saben, por desgracia, es la importancia de continuar con estos ejercicios más allá de las sesiones impartidas por el fisioterapeuta. De hecho, estos ejercicios son beneficiosos para todo el mundo, no sólo para las mujeres que acaban de dar a luz.

En nuestras clases de Hipopresivos de LPF no nos limitamos a trabajar creando un vacío abdominal, sino que combinamos esta técnica con una técnica postural, miofascial y neurodinámica para acentuar los beneficios y obtener mejores resultados. Todo el cuerpo está activo y trabajando durante la clase, por lo que sentimos que estamos haciendo fitness; que es algo que motiva mucho más a las personas.

Hipopresivos antes y después

Los precursores de esta disciplina son los deportistas de élite que, gracias al fortalecimiento de sus abdominales con estos ejercicios, han visto aumentar su rendimiento en sus respectivos deportes.

Pero esta no es la única razón por la que médicos, entrenadores personales y fisioterapeutas recomiendan encarecidamente estos ejercicios. A continuación, descubriremos cuáles son las principales ventajas que nos ayudarán en nuestra vida diaria y deportiva.

Quizá te interese  ¿Cuánto peso se puede perder en un mes en el gimnasio?

Consisten en crear una hipopresión dentro del abdomen a través de determinadas técnicas, posturas y movimientos. Esta hipopresión la conseguimos contrayendo el diafragma al espirar, es decir, realizando una apnea.

Esto creará un efecto de succión en las vísceras. Como resultado, obtenemos una tonificación del suelo pélvico y de la faja abdominal. Esta forma de tonificar los músculos es de bajo impacto. Este bajo impacto no se encuentra en los ejercicios abdominales tradicionales que acaban sobrecargando esta parte del cuerpo.

Se comienza con una apnea, que consiste en dejar salir todo el aire del abdomen. Al mismo tiempo, meteremos el abdomen y mantendremos la posición durante unos segundos. Pero no te preocupes, el profesor de hipopresivos te enseñará a hacer cada paso correctamente.

¿Funcionan los ejercicios hipopresivos?

Los ejercicios hipopresivos se han convertido en una técnica relativamente nueva cuyo objetivo es estimular los músculos abdominales y pélvicos, lo que ayuda en gran medida a tonificar los abdominales y fortalecer el núcleo. El término “hipopresivo” significa reducir o disminuir la presión. Creados originalmente para ayudar a las mujeres en el posparto con disfunciones del suelo pélvico, los ejercicios hipopresivos se han expandido más allá del ámbito clínico y se han convertido en un entrenamiento de bajo impacto que también ha encontrado aplicaciones beneficiosas en el rendimiento deportivo y es relativamente seguro para que lo practique el público en general. Los ejercicios hipopresivos suelen centrarse en la respiración diafragmática, que también ha encontrado aplicación en varios métodos de yoga.

También llamados gimnasia abdominal hipopresiva, los ejercicios hipopresivos están diseñados para ejercitar aquellos músculos del suelo pélvico que, de otro modo, no se ejercitarían en absoluto por ningún otro medio. Con la técnica hipopresiva, estos músculos activan otros músculos abdominales, como el transverso y el oblicuo abdominal, que también se trabajan.

Quizá te interese  ¿Cómo deben tomar el Serious más los ectomorfos?