Programa de entrenamiento de la prueba de Cooper

Siempre hacíamos la carrera de 12 minutos el tercer día de los entrenamientos de campo a través, una señal segura de que la diversión del verano había terminado. Mi entrenador del instituto, Greg Wilson, llevaba a docenas de estudiantes a una pista local de nuestro suburbio de Kansas City a las 6 de la mañana, hacía sonar su cronómetro y nos obligaba a correr alrededor del óvalo, vuelta tras vuelta, todas las que pudiéramos terminar. La policía local tenía su centro de entrenamiento en lo alto de una colina cercana y, debajo de ella, nuestra pista parecía una cárcel, con los corredores atrapados, esparcidos por los carriles, muchos de ellos caminando después de unos minutos. Cuando Wilson gritaba por un megáfono que se detuviera, incluso los pocos que estaban en buenas condiciones se encorvaban y se agitaban. Tanto si eras uno de los corredores más rápidos como de los más lentos, la miseria inducida por la carrera de 12 minutos no discriminaba.

La carrera de 12 minutos era y es quizás la prueba de acondicionamiento más efectiva y popular del mundo. Estaba soportando la misma tortura que Pelé como estrella del fútbol, que Michael Jordan como jugador de baloncesto universitario. Y todo el dolor provenía de un invento del Dr. Kenneth Cooper.

Cooper-test fotball

El test de Cooper es una prueba de aptitud física. Fue diseñado por Kenneth H. Cooper en 1968 para uso militar en EE.UU.[1][2][3] En su forma original, el objetivo de la prueba es correr lo más lejos posible en 12 minutos. El ritmo es importante, ya que el participante no cubrirá una distancia máxima si comienza con un ritmo demasiado cercano a un sprint. El resultado se basa en la distancia que ha corrido el participante, su edad y su sexo. Los resultados pueden correlacionarse con el VO2 máximo.

Es una prueba fácil de realizar en grupos grandes. Para los atletas, la longitud de la carrera se considera la de una carrera de larga distancia, ya que todo lo que supera los 3 km se califica de “larga distancia”, lo que significa que el corredor utilizará principalmente sus células musculares “rojas”, de oxidación lenta.

A modo de comparación, el récord mundial de 2 millas (3.218,7 metros) al aire libre es de 7:58,61 de Daniel Komen, el récord mundial de 5.000 metros al aire libre de Joshua Cheptegei es de 12:35,36.[4] El récord mundial de 2 millas al aire libre para mujeres es de Meseret Defar con 8:58,58 y el tiempo de Tirunesh Dibaba para los 5.000 m al aire libre es de 14:11,15.[5][6][7][8]

Protocolo de prueba de Cooper

Los artículos de Verywell Fit son revisados por profesionales de la nutrición y el ejercicio. Los revisores confirman que el contenido es exhaustivo y preciso, y que refleja las últimas investigaciones basadas en la evidencia. El contenido se revisa antes de su publicación y en caso de actualizaciones sustanciales. Más información.

El Dr. Cooper descubrió que existe una correlación muy alta entre la distancia que alguien puede correr (o caminar) en 12 minutos y su valor de VO2 máximo, que mide la eficiencia con la que alguien puede utilizar el oxígeno mientras hace ejercicio. Esta prueba sigue siendo una de las pruebas básicas de aptitud física utilizadas por los militares.

También es utilizada por muchos entrenadores y preparadores físicos para determinar la aptitud cardiovascular y realizar un seguimiento de la aptitud física a lo largo del tiempo. Esta sencilla prueba también le permite comparar su resistencia cardiovascular con la de otras personas de su edad y sexo.

En los deportes, la resistencia cardiovascular se refiere a la capacidad de un atleta para mantener un ejercicio prolongado durante minutos, horas o incluso días. La prueba de resistencia es una forma de medir la eficiencia del sistema circulatorio y del sistema respiratorio de un atleta para suministrar oxígeno a los músculos que trabajan y apoyar la actividad física sostenida.

Consejos para la prueba de Cooper

El análisis del resultado de la prueba se realiza comparándolo con los resultados anteriores del atleta para esta prueba. Se espera que, con un entrenamiento adecuado entre cada prueba, el análisis indique una mejora en el VO2 máx. y los umbrales anaeróbicos y aeróbicos del atleta.

La fiabilidad de la prueba se refiere a la consistencia y estabilidad de una prueba a la hora de medir lo que se pretende medir. La fiabilidad dependerá de lo estricta que sea la prueba y del nivel de motivación del individuo para realizarla. En el siguiente enlace se indican varios factores que pueden influir en los resultados y, por tanto, en la fiabilidad de la prueba.

La validez del test se refiere al grado en que el test mide lo que dice medir y al grado en que las inferencias, conclusiones y decisiones basadas en las puntuaciones del test son adecuadas y tienen sentido. Esta prueba proporciona un medio para controlar el entrenamiento en el desarrollo físico del atleta. Existen tablas de VO2 máx. publicadas, y la correlación con