Entrenamiento de resistencia en el fútbol

Aumentar la resistencia es importante para llevar un estilo de vida saludable, ya que puede ayudar a reducir la frecuencia cardíaca y la presión arterial y a quemar grasa. Pero además de los beneficios para la salud, la resistencia es crucial para el rendimiento y puede mejorar significativamente como jugador.

Independientemente del deporte que practiques, si tienes que correr alrededor de un campo de fútbol durante 90 minutos, una pista de tenis durante 3 sets o completar varias rutinas de baile de práctica, una cosa es segura, necesitarás una buena resistencia.

Hay dos tipos de fibras musculares en el cuerpo que contribuyen a la resistencia: las de tipo II y las de tipo I. Las de tipo II se conocen como fibras de contracción lenta. No trabajan tan rápido como las de tipo I (fibras de contracción rápida), pero pueden trabajar durante más tiempo.

Desgraciadamente, no podemos cambiar por completo la proporción de fibras rápidas y lentas en nuestros músculos, pero podemos hacer que las fibras que tenemos funcionen de forma más eficaz para mejorar nuestra resistencia, que es donde entran en juego el ejercicio y la nutrición.

Es un error frecuente pensar que las carreras de larga distancia y los ejercicios basados en el ciclismo son los únicos ingredientes clave para aumentar la resistencia. Esto no es del todo cierto. Aunque contribuyen a aumentar la resistencia y el aguante, es necesario mejorar la fuerza general de varias maneras para obtener los mejores resultados.

Quizá te interese  ¿Cómo se debe entrenar el cuerpo?

Entrenamiento de resistencia para jugadores de fútbol

Aumentar la resistencia es importante para un estilo de vida saludable, ya que puede ayudar a reducir el ritmo cardíaco y la presión arterial y a quemar grasa. Pero además de los beneficios para la salud, la resistencia es crucial para el rendimiento y puede mejorar significativamente como jugador.

Independientemente del deporte que practiques, si tienes que correr alrededor de un campo de fútbol durante 90 minutos, una pista de tenis durante 3 sets o completar varias rutinas de baile de práctica, una cosa es segura, necesitarás una buena resistencia.

Hay dos tipos de fibras musculares en el cuerpo que contribuyen a la resistencia: las de tipo II y las de tipo I. Las de tipo II se conocen como fibras de contracción lenta. No trabajan tan rápido como las de tipo I (fibras de contracción rápida), pero pueden trabajar durante más tiempo.

Desgraciadamente, no podemos cambiar por completo la proporción de fibras rápidas y lentas en nuestros músculos, pero podemos hacer que las fibras que tenemos funcionen de forma más eficaz para mejorar nuestra resistencia, que es donde entran en juego el ejercicio y la nutrición.

Es un error frecuente pensar que las carreras de larga distancia y los ejercicios basados en el ciclismo son los únicos ingredientes clave para aumentar la resistencia. Esto no es del todo cierto. Aunque contribuyen a aumentar la resistencia y el aguante, es necesario mejorar la fuerza general de varias maneras para obtener los mejores resultados.

Cómo aumentar la resistencia para el fútbol en la cinta de correr

Puedes ser el jugador de fútbol más hábil del mundo, pero pierdes mucho valor para tu equipo si no puedes aguantar un partido entero. Ser capaz de poner todo tu esfuerzo en cada jugada te convertirá en un mejor jugador de fútbol y te ayudará a mantenerte en buena forma.

Quizá te interese  ¿Qué es la resistencia aeróbica?

Muchos jugadores de fútbol ni siquiera piensan en la resistencia cuando se están desarrollando porque su principal objetivo es mejorar sus habilidades de regate y convertirse en mejores tiradores. Por desgracia, si no tienes una buena resistencia, no estás sacando todo el partido posible a tus habilidades.

Hay muchas maneras de aumentar tu resistencia, pero simplemente no hay una manera mejor que trabajar en tu cardio. Tienes que correr o trotar durante aproximadamente el 60 por ciento de cada partido de fútbol que juegas, por lo que es esencial que trabajes en correr esas distancias para no abrumar a tu cuerpo durante tus juegos.

Lo bueno de los ejercicios cardiovasculares es que tienes una gran cantidad de formas de aumentar tu resistencia. Puedes subirte a la cinta de correr; puedes ir a nadar; o incluso puedes ir a un campo de fútbol para trabajar en la forma del juego.

Cómo mejorar la resistencia

Adoptar un buen entrenamiento de resistencia para jugadores de fútbol te ayudará a aumentar tu resistencia y a afinar tus habilidades de juego. Cuando el partido se vuelva intenso, podrás recurrir a tus reservas de energía y sacar tu mejor rendimiento.

Los jugadores de fútbol son conocidos por su capacidad de correr y su resistencia. Pero, ¿cuál es la distancia que recorren los jugadores durante un partido? Un estudio de julio de 2018, publicado en el Journal of Strength and Conditioning Research, utilizó la tecnología GPS para medir el rendimiento de la carrera de los futbolistas griegos de élite durante un partido de la liga profesional de segunda división.

En concreto, los jugadores recorrieron 2940,4 metros (1,83 millas) en la primera parte, en comparación con 2581,5 metros (1,60 millas) en la segunda parte del partido. Las velocidades incluyeron el trote, varias velocidades de carrera y el sprint. Los jugadores anchos y los centrocampistas cubrieron colectivamente más distancia que los delanteros y los defensas.

Quizá te interese  ¿Qué alimentos contienen el ácido láctico?

Durante un partido de fútbol de 90 minutos, los jugadores alternan con frecuencia el trote, la carrera, el sprint y el retroceso mientras recorren el campo de juego. Para mantener este ritmo extenuante, cada jugador necesita un alto nivel de condición física general, capacidad aeróbica y resistencia. Para alcanzar esos objetivos, deben desafiarse regularmente con un entrenamiento de resistencia para futbolistas.