Ponerse en forma – deutsch

Entre los compromisos laborales, las obligaciones familiares y los eventos sociales, puede parecer desalentador -y francamente imposible- añadir algo más a tu plato. En consecuencia, la gente tiende a sacrificar lo que menos le gusta hacer: el ejercicio. Tal vez haya empezado con una semana ajetreada, luego una semana se ha convertido en dos y, antes de darse cuenta, no ha visitado el gimnasio en una serie de meses. Sea cual sea el culpable, hay formas de salir de la rutina de ejercicios y crear una rutina duradera.

Cómo empezar a ponerse en forma

Hasta hace un año, el mayor despilfarro de dinero que he gastado ha sido en abonos de gimnasio. Me creí la idea de que iba a ir al gimnasio todas las semanas, y luego nunca ponía un pie dentro. Básicamente, estoy pagando el alquiler del gimnasio. Es ridículo.

El problema que me impide ir físicamente al gimnasio radica en mi horario y en el agotamiento. Cuando trabajo hasta tarde, lo último que me apetece es subirme a una máquina o levantar pesas, sobre todo si aún no he cenado, y así continúa el estilo de vida de Netflix y el frío. ¿Y los entrenamientos matutinos? Olvídalo. Prácticamente hay que sacarme del colchón con una carretilla, así que intentar subirme a una cinta de correr es una causa perdida. Sé que parezco increíblemente perezoso, y lo reconozco. Pero el caso es que todavía quiero ponerme en forma, pero no con los típicos entrenamientos de gimnasio.

Quizá te interese  ¿Qué ejercicios son buenos para la resistencia?

Así comenzó mi búsqueda para ponerme en forma sin sentir que hacer ejercicio es una tarea. Después de probar y equivocarme, y de aprovechar las diferentes áreas de mi personalidad, fui capaz de entrar en un gran ritmo que tonificó mis músculos y me ayudó a sentirme mucho más segura de mí misma.

Cómo ponerse en forma

Ponerse en forma para el trail no debería ser una tarea. En 6 Weeks to Trail Fit de Outside LEARN, el guía profesional Jason Antin te enseña los ejercicios y rutinas que necesitas conocer para sentirte cómodo y competente en el trail. Los miembros de Outside+ pueden empezar a aprender hoy mismo.

No existe una temporada oficial de senderismo. Algunos lugares son templados y aptos para el senderismo durante todo el año, pero en muchas partes del hemisferio norte, el clima y las condiciones de los senderos sólo son buenos para el senderismo desde finales de la primavera hasta mediados de noviembre. Eso son seis meses completos para hacer excursiones de un día, mochileros, montañeros y escaladores. Si se añaden raquetas de nieve o esquís, no hay razón para que no pueda adentrarse en el campo durante todo el año.

Pero si crees que puedes levantarte del sofá después de una larga pausa, ponerte las botas y salir a caminar, piénsalo otra vez. La mayoría de los senderos son irregulares y tienen al menos un cierto desnivel, por lo que incluso el senderismo más fácil requiere equilibrio y fuerza para evitar lesiones. La buena noticia: volver a la rutina no es tan difícil como crees.

Ponte en forma rápidamente

Con el clima cálido a la vuelta de la esquina, es posible que estés pensando en bajar algunos kilos o en ponerte en forma. Pero la transición de la temporada invernal a los pantalones cortos y trajes de baño de verano puede ser un reto. Aunque no hay atajos para estar en forma de forma duradera -y nada que merezca la pena es fácil- hay algunos consejos que puedes poner en práctica para ayudar a impulsar el proceso. Echa un vistazo a estos 10 consejos para perder peso más rápidamente.MÁS:  Los mejores espejos para entrenar virtualmente

Quizá te interese  ¿Qué formas de aumento de carga son las utilizadas en el entrenamiento deportivo?

Si su plato suele estar repleto de alimentos de la familia de los marrones y grises -piensen en panes, patatas fritas y papas fritas- es posible que quiera reconsiderar su fuente de combustible. Después de todo, la nutrición es aproximadamente el 80 por ciento de la ecuación de la aptitud física, y no puedes entrenar más que una dieta pobre. Las proteínas no sólo ayudan a desarrollar la masa muscular, sino que también aumentan el metabolismo y te hacen sentirte lleno durante más tiempo (lo que mantiene a raya los dulces y los caprichos). Todo esto te ayudará a perder el peso no deseado más rápidamente. Una buena regla general: Intenta consumir 30 gramos de proteínas por comida o un gramo por cada kilo de peso corporal al día. Cuando elija sus cortes, recuerde que no todas las proteínas son iguales. Busque fuentes de alta calidad que contengan un perfil completo de aminoácidos, como el pollo, la ternera, el cerdo y los lácteos. ¿Sin carne? No hay problema. Sólo asegúrate de consumir proteínas vegetales complementarias, como arroz y frijoles o hummus y pan de pita integral.