Médico o quiropráctico especialista en hernias discales

Los discos cervicales son los cojines entre las vértebras de la parte superior de la espalda y el cuello. La hernia discal se produce cuando el material gelatinoso interior del disco, el núcleo pulposo, se rompe, o se hernia, a través de la pared exterior del disco cervical.

Ciertas posiciones o movimientos del cuello pueden intensificar el dolor. Los síntomas de una hernia discal cervical suelen parecerse a los de otros trastornos, como el síndrome del túnel carpiano, los problemas del manguito de los rotadores y la gota.

En algunos pacientes, una hernia discal cervical puede provocar una compresión de la médula espinal, en la que el material del disco empuja la médula espinal. Esta afección es mucho más grave y puede requerir un plan de tratamiento más agresivo. Los síntomas de la compresión de la médula espinal son:

El médico de la columna vertebral tendrá en cuenta su historial médico y sus síntomas y le hará una exploración física, durante la cual el médico buscará limitaciones de movimiento en la columna vertebral, problemas de equilibrio y signos de dolor, así como cualquier pérdida de reflejos en las extremidades, debilidad muscular, pérdida sensorial o reflejos anormales que puedan sugerir una afectación de la médula espinal.

Neurólogo para la hernia de disco

Obtener un diagnóstico preciso de una hernia discal cervical puede ayudar a comprender los mecanismos de dolor subyacentes, como la raíz nerviosa que puede estar comprimida. Un diagnóstico preciso también desempeña un papel importante a la hora de obtener el tratamiento más eficaz.

Quizá te interese  ¿Qué pasa si hago 100 planchas todos los días?

En muchos casos, se puede reunir suficiente información durante la historia clínica y la exploración física del paciente para comenzar el tratamiento, por lo que no siempre se solicita un estudio de imagen de inmediato. Sin embargo, para diagnosticar una hernia discal cervical como causa del dolor suele ser necesario comparar la historia del paciente, la exploración física, el estudio de imagen y una inyección diagnóstica con contraste guiada por rayos X.

Una hernia discal contenida puede llegar a no contenerse con el tiempo, pero no siempre. También hay que tener en cuenta que el dolor de los discos contenidos o no contenidos puede ser desde grave hasta asintomático.

Qué puede hacer un neurólogo para una hernia discal

Si experimenta dolor, debilidad o entumecimiento en los brazos o las piernas, es posible que tenga una hernia discal. Una hernia discal, también conocida como rotura de disco, se refiere a problemas con el disco blando de goma que se encuentra entre el hueso de la columna vertebral. Una rotura discal puede producirse en dos lugares: la parte baja de la espalda, conocida como columna lumbar, y el cuello, conocido como columna cervical, causando dolor de espalda y dolor de cuello.

Las hernias discales son bastante comunes y no siempre necesitan tratamiento. La mayoría de las veces pueden curarse con reposo; sin embargo, si los síntomas persisten, es posible que tenga que acudir a un cirujano ortopédico cerca de usted especializado en cirugía de la columna vertebral.

Las hernias discales suelen producirse debido a la edad. Cuando envejecemos, los discos comienzan a degenerarse gradualmente y los ligamentos que los rodean pierden fuerza. Cuanto mayor sea usted, más probable es que una lesión menor provoque la rotura de un disco.

Quizá te interese  ¿Cuáles son las consecuencias de la inactividad?

Los síntomas asociados a las hernias discales suelen producirse sólo cuando el disco presiona un nervio. Esto puede causar debilidad, entumecimiento y dolor en el nervio conectado, lo que suele provocar dolor de espalda.

Cuál es el mejor tratamiento para las hernias discales en el cuello

Hay muchos tipos de profesionales médicos que tratan el dolor de espalda, y cada uno de ellos tiene una formación, habilidades y especialidades diferentes. Entonces, ¿cómo saber qué especialista es el mejor para ayudarle a aliviar su dolor de espalda? A continuación le ofrecemos una visión general de los diferentes especialistas en dolor de espalda y de qué tipo o equipo puede ser el adecuado para usted.

Cuando se produce un problema de espalda, suele ser una buena idea consultar primero a un médico de atención primaria. Este médico realizará un examen inicial y, en función de los resultados, puede remitirle a un especialista en columna vertebral.

Los fisiatras, también llamados médicos de medicina física y rehabilitación, están especializados en el tratamiento no quirúrgico del dolor de espalda. Algunos fisiatras realizan pruebas de electrodiagnóstico para obtener un diagnóstico más preciso de la causa fundamental del dolor de espalda antes de aplicar un plan de tratamiento integral. Mientras que algunos fisiatras se especializan en el tratamiento intervencionista del dolor o en la rehabilitación física, otros combinan ambos en su práctica.

La mayoría de la gente piensa que un anestesista es la persona que administra y supervisa la anestesia durante la cirugía. Sin embargo, muchos anestesistas se especializan en el tratamiento del dolor y algunos se centran en el tratamiento de los trastornos de la columna vertebral.

Quizá te interese  ¿Qué es el volumen en una rutina de pesas?