¿Pueden los hipopresivos empeorar el prolapso?

Tamara Rial obtuvo una doble licenciatura en Ciencias del Ejercicio y Educación Física, un máster en Ciencias del Ejercicio y un doctorado con distinción internacional por la Universidad de Vigo (España). Su tesis doctoral se centró en los efectos del ejercicio hipopresivo en la salud de la mujer. También es especialista certificada en poblaciones especiales (CSPS).

Es la creadora y cofundadora de Low Pressure Fitness que es un programa de entrenamiento de ejercicio basado en técnicas hipopresivas, miofasciales y neurodinámicas. En 2016, este programa fue premiado como el mejor programa de ejercicio por AGAXEDE, una asociación de gestión deportiva líder en Galicia, España. El Dr. Rial es el director creativo y educador profesional de Low Pressure Fitness. En la actualidad, más de 2000 profesionales de la salud y el fitness de todo el mundo son entrenadores certificados de Low Pressure Fitness.

La Dra. Rial es profesora de rehabilitación del suelo pélvico en el máster de la Fundació Universitaria del Bages en Barcelona, España. Es autora de varios artículos científicos y libros sobre el ejercicio hipopresivo. También ha publicado numerosos artículos y vídeos sobre la rehabilitación del suelo pélvico, el ejercicio hipopresivo y la salud de la mujer. Es una ponente reconocida internacionalmente y ha presentado en conferencias en Argentina, Canadá, México, Portugal y España. Como investigadora y profesional consolidada, sigue colaborando con colegas de universidades y centros sanitarios para explorar los efectos del ejercicio hipopresivo en la salud y el bienestar.

Hipopresivos nhs

Los ejercicios hipopresivos se han convertido en una técnica relativamente nueva cuyo objetivo es estimular los músculos abdominales y pélvicos, lo que ayuda en gran medida a tonificar los abdominales y fortalecer el núcleo. El término “hipopresivo” significa reducir o disminuir la presión. Creados originalmente para ayudar a las mujeres en el posparto con disfunciones del suelo pélvico, los ejercicios hipopresivos se han expandido más allá del ámbito clínico y se han convertido en un entrenamiento de bajo impacto que también ha encontrado aplicaciones beneficiosas en el rendimiento deportivo y es relativamente seguro para que lo practique el público en general. Los ejercicios hipopresivos suelen centrarse en la respiración diafragmática, que también ha encontrado aplicación en varios métodos de yoga.

Quizá te interese  ¿Cómo marcar el abdomen a los 14 años?

También llamados gimnasia abdominal hipopresiva, los ejercicios hipopresivos están diseñados para ejercitar aquellos músculos del suelo pélvico que, de otro modo, no se ejercitarían en absoluto por ningún otro medio. Con la técnica hipopresiva, estos músculos activan otros músculos abdominales, como el transverso y el oblicuo abdominal, que también se trabajan.

Ejercicios hipopresivos

La experta en salud íntima Stephanie Taylor afirma que los hipopresivos cobraron protagonismo en la década de 1980 y funcionan de forma diferente a los Kegel, que se centran únicamente en la zona pélvica.  “La técnica hipopresiva abdominal (AHT), para dar a la práctica su nombre completo, empezó a utilizarse en Europa hace 40 años como alternativa a los ejercicios de Kegel dentro de un entorno clínico para la recuperación posparto de las mujeres, así como para el prolapso de órganos pélvicos y la incontinencia”, afirma Taylor.

Los ejercicios trabajan el suelo pélvico mediante una combinación de ejercicios de respiración, alineación y resistencia, con la idea de crear un vacío de aire que atraiga el suelo pélvico y los músculos abdominales hacia arriba y hacia dentro.

Respiración hipopresiva

Las técnicas HYPOPRESSIVE® se crearon en Europa a principios de la década de 1980 con el objetivo de ayudar a las mujeres en periodo de posparto a prevenir y recuperar las disfunciones del suelo pélvico, como la incontinencia y el prolapso. Desde el principio, el objetivo fue desarrollar un enfoque global de la salud del tronco mediante la creación de una técnica de acondicionamiento que beneficiara a todo el sistema del tronco, y eliminara las lesiones causadas por la presión perjudicial sobre el suelo pélvico (como suele ocurrir con los ejercicios abdominales tradicionales).

Quizá te interese  ¿Qué es la tendinitis de aductores?

El término “hipopresivo” hace referencia a una disminución o reducción de la presión. Esta forma de ejercicio reduce la presión en las cavidades torácica, abdominal y pélvica, donde los ejercicios tradicionales, el entrenamiento abdominal, la gravedad, así como la mayoría de nuestras actividades diarias son HIPERpresivos – aumentan la presión intraabdominal.    Esto no quiere decir que realizar estas actividades cotidianas sea malo para nosotros, de hecho la mayoría de lo que hacemos -incluso caminar- aumenta esta presión interna. Lo que tenemos que abordar es lo bien que nuestro cuerpo es capaz de gestionar estas presiones y prevenir la aparición de lesiones/disfunciones.