¿Necesito cambiar mi rutina de entrenamiento?

La constancia y la rutina son los pilares de cualquier programa de fitness. Si quieres obtener resultados, tienes que mantener tu hábito de entrenamiento. Pero a veces una rutina puede estancar el progreso. Si has llegado a un punto muerto en tu entrenamiento y quieres pasar al siguiente nivel o retomar el camino hacia tus objetivos, variar tus entrenamientos podría ser la clave. Sigue leyendo para conocer los consejos de dos entrenadores personales sobre la frecuencia con la que deberías cambiar tu rutina de entrenamiento, cómo mezclar las cosas y los beneficios que podrías obtener.

Según Alex Songolo, director de entrenamiento personal de Life Time 23rd Street en Nueva York, uno de los beneficios más importantes de variar la rutina de entrenamiento es la prevención de lesiones. “Si el exceso de algo bueno puede ser malo, el exceso de lo mismo, especialmente en lo que respecta a la rutina de entrenamiento, puede ser perjudicial. Cuando sólo se hacen los mismos movimientos de entrenamiento, una y otra vez, no se da a los músculos primarios que ayudan a ejecutar esos movimientos el tiempo adecuado para recuperarse, lo que le hará correr el riesgo de lesionarse por uso excesivo”, dice.

Entrenar el mismo músculo todos los días

¿Qué tan malo es realmente? pone en claro todos los hábitos y comportamientos que has escuchado que pueden ser poco saludables. ¿Humanos? ¡Ja! Sería más preciso llamarnos criaturas de la rutina. Seamos sinceros: La rutina es nuestra zona de confort. La mayoría de nosotros pone el despertador a la misma hora todos los días (y con la misma melodía, nada menos), desayuna los mismos copos de avena de la noche a la mañana y toma el mismo camino para ir y volver del trabajo.

Quizá te interese  ¿Cuáles son los musculos que se pueden trabajar todos los días?

Es más, muchos de nosotros incluso hacemos lo mismo cada vez que hacemos ejercicio. Pero según el fisiólogo del ejercicio Pete McCall, CSCS, presentador del podcast All About Fitness, hacer exactamente el mismo entrenamiento todos los días no es bueno.

Antes de llegar a la explicación de por qué la variedad es la sal de los ejercicios, primero hay que entender qué es lo que le ocurre exactamente a tu cuerpo cuando levantas pesas, sales a correr o tomas una clase de Zumba, y también cuando terminas.

Cuando se hace ejercicio, se somete al cuerpo a una tensión de la que se recupera una vez que se desata el calzado y se quita el pantalón corto para correr, dice McCall. “Es durante el tiempo de inactividad cuando tus músculos se reparan y se adaptan, que es lo que te permite ponerte más fuerte y en forma”.

¿Se puede entrenar todos los días?

Establecer una rutina de fitness puede suponer un gran esfuerzo. Averiguar los ejercicios que hay que hacer y las estructuras de entrenamiento que hay que tomar puede requerir bastante tiempo que no todos tenemos. Es la razón por la que mucha gente opta por las clases de ejercicio. O bien, recurren a un fisioterapeuta para que les quite las molestias.

Una vez que tenemos un entrenamiento que nos gusta y unos ejercicios que son nuestros favoritos, es difícil motivarnos para alejarnos de él. Es fácil caer en un patrón semanal de la misma rotación de entrenamientos, con varios retoques de la misma rutina. O, a veces, la misma rutina una y otra vez.

Quizá te interese  ¿Qué hacer por primera vez en el gym?

El ejercicio regular produce múltiples adaptaciones en el cuerpo. Depende del tipo de ejercicio que se realice para saber qué adaptaciones se producen. Las adaptaciones son cambios en el cuerpo en respuesta al ejercicio y se producen a largo plazo, no de forma instantánea.

Cuando corres o montas en bicicleta con frecuencia, tu corazón, tu química sanguínea y tus pulmones sufren cambios para ayudarte a soportar el ejercicio. Cuando se entrena con resistencia, el sistema nervioso, los músculos y las reservas de glucógeno también sufren cambios para ayudar a afrontar el ejercicio.

¿Está bien hacer ejercicio todos los días?

Los artículos de Verywell Fit son revisados por profesionales de la nutrición y el ejercicio. Los revisores confirman que el contenido es exhaustivo y preciso, y que refleja las últimas investigaciones basadas en la evidencia. El contenido se revisa antes de su publicación y en caso de actualizaciones sustanciales. Más información.

A veces, las personas que hacen ejercicio con las mejores intenciones son las que menos peso pierden. Lo peor es que a menudo ven a sus amigos adelgazar apenas unas semanas después de empezar un nuevo programa de ejercicios. Puede ser frustrante y confuso.

Entonces, ¿qué hace que un plan de entrenamiento para perder peso tenga éxito y otro fracase? Pueden intervenir varios factores. Pero en muchos casos, la causa se puede rastrear a uno de estos errores. Si has estado luchando por perder unos cuantos kilos y tu plan de ejercicios no está dando resultados, fíjate si estás cometiendo uno de estos errores comunes de entrenamiento.

Pero si quieres perder peso, repetir el mismo modo de entrenamiento, la misma intensidad o la misma duración día tras día no va a funcionar. ¿Por qué? Tu cuerpo se adapta a la carga de trabajo diaria y llegas a la temida meseta de pérdida de peso.

Quizá te interese  ¿Cuáles son los ejercicios para principiantes?