Entrenamiento de pecho y bíceps

Si pasas algún tiempo en el gimnasio, es muy probable que hayas escuchado a compañeros de gimnasio hablar sobre si es mejor entrenar “espalda y bis” o “espalda y tris”. La verdad es que, aunque el argumento de “bíceps o tríceps” tiene mérito en ambos lados y ser flexible en tus elecciones de entrenamiento está bien, tener un día de espalda y bíceps parece ganar al final. Es importante recordar que hay que entrenar de forma responsable, teniendo en cuenta el nivel de condición física y dejando tiempo para el descanso muscular.

Consejo La combinación de espalda y bíceps es una forma inteligente y eficaz de trabajar la parte superior del cuerpo. Puesto que ambos grupos musculares realizan un movimiento de tracción y los bíceps intervienen en la mayoría de los ejercicios compuestos de espalda, entrenarlos juntos te permite maximizar tu tiempo en el gimnasio.

Si no estás seguro de cuándo incluir tus entrenamientos de bíceps, no estás solo. Desde las rutinas divididas hasta los días de aislamiento, hay una gran variedad de formas de entrenar los brazos. Un método popular para entrenar los bíceps es tener un día de espalda y bíceps. Esta clásica rutina dividida funciona muy bien y te da un excelente entrenamiento.

Pecho y tríceps o pecho y bíceps

Los pectorales se consideran uno de los músculos más grandes, y los presses de banca multiarticulares los involucran eficazmente, junto con los tríceps y los deltoides. Lo último que querrías, entonces, es empezar tu sesión de pecho con los tríceps fatigados porque los has entrenado primero, o tenerlos restringidos por el dolor muscular de aparición retardada (DOMS) de la sesión del día anterior. Lo mismo ocurre con los deltos. Cuando un grupo muscular está comprometido porque lo acabas de entrenar, es fácil adivinar qué zona cederá primero al pasar a los ejercicios de pecho.

Quizá te interese  ¿Cómo rellenar la parte interna de las piernas?

El día del pecho, quieres llevar tus pectorales al fracaso, no estar limitado por la fatiga o el dolor en tus tríceps u hombros. Tener esos grupos musculares frescos cuando empieces tu entrenamiento de pecho debería ser una prioridad.

Además, simplemente organiza tu entrenamiento de manera que esos otros músculos de empuje se completen después de tu sesión de pecho, nunca antes. Así que es “pecho y hombros”, no “hombros y pecho”. Y si entrenas los tríceps el mismo día que trabajas el pecho, siempre es el pecho y luego los tríceps.

Entrenamiento de bíceps de pecho dividido

Es mucho más beneficioso para el desarrollo y la recuperación muscular entrenar el pecho y los tríceps juntos que el pecho y los bíceps. Trabajar el pecho y los tríceps el mismo día te permite agotar tus músculos “de empuje” en un solo entrenamiento. Esto no sólo desencadena el mayor crecimiento, sino que también permite la recuperación completa de sus músculos antes del siguiente entrenamiento de “empuje”. Emparejar el pecho y los bíceps significa que tendrás que entrenar los tríceps en un día diferente. Tus tríceps no podrán recuperarse completamente entre los entrenamientos. Esto resulta en un sobreentrenamiento, dificultad para construir el músculo del pecho y un progreso reducido en el gimnasio.

La razón número uno para emparejar pecho y tríceps en el mismo entrenamiento es optimizar el tiempo de recuperación. Tus músculos no crecen simplemente por el entrenamiento, sino que crecen durante el periodo de descanso que sigue al entrenamiento. Dado que tus tríceps se trabajarán de todos modos cuando entrenes el pecho, añadir más entrenamientos de tríceps en días que no sean de pecho puede sobrefatigar tus músculos. Esto impide que tus músculos se recuperen, lo que puede ralentizar tus ganancias de fuerza y músculo. El mejor camino hacia el éxito es entrenar el pecho y los tríceps, dejar que ambos músculos descansen durante 48-72 horas y luego volver a trabajarlos.

Quizá te interese  ¿Qué comer antes de un entrenamiento de alta intensidad?

Bíceps y tríceps mismo día bueno o malo

Sí, pecho y bíceps es un buen combo. No es que sea el combo perfecto, en los entrenamientos no está escrito en los libros que este ejercicio sea mejor con esto. Pero además hay algunas pautas que debes seguir, la combinación de jalón y empuje, jalón y empuje, empuje y empuje son tres formas en las que puedes enmarcar tu entrenamiento.

Si haces bíceps con el pecho entonces hace un combo de empuje y tirón significa que entrenas diferentes movimientos. Entrenar el pecho y los bíceps juntos no es malo, y puedes incluirlo totalmente en tu rutina de entrenamiento. Si quieres mantenerlo fácil y simple entonces entrena tríceps y pecho juntos.

Cuando entrenes tres músculos juntos, sigue el patrón de los músculos grandes primero. En este caso, primero debes entrenar el pecho, luego el hombro y por último el músculo más pequeño que es el tríceps.

A continuación, tienes dos opciones: hacer el press inclinado con mancuernas o hacer el press con cable. Al igual que el press de banca, tienes que hacer 4 series de este ejercicio para 12 repeticiones cada una. Este será también el último ejercicio de pecho del día.