Línea en espiral

El término anatómico “posterior” se refiere a la parte trasera del cuerpo. Por lo tanto, la frase “cadena posterior” se refiere a los músculos de la parte posterior del cuerpo, concretamente a la parte baja de la espalda, los glúteos, los isquiotibiales y los gemelos.

Los ejercicios de la cadena posterior consisten en contraer y alargar los músculos en forma de cadena. Esto es importante para los movimientos atléticos que requieren fuerza, flexibilidad y fluidez para saltar, rotar, levantar o aterrizar correctamente. Aunque los ejercicios isométricos no deben eliminarse, el entrenamiento de la cadena (en contraposición a cada músculo de forma aislada) es vital para los entrenamientos inspirados en el movimiento humano.

El entrenamiento de la cadena también puede ayudar a reducir las posibles lesiones causadas por grupos musculares débiles o que no funcionan correctamente. Además, una cadena posterior fuerte contribuye a una musculatura central fuerte, lo que reduce el dolor de espalda y las lesiones lumbares, al tiempo que facilita la coordinación y la fuerza de las extremidades.

Las sentadillas con carga promueven la fuerza tanto de la cadena posterior como del cuádriceps. Las sentadillas son un patrón de movimiento fundamental y una parte integral de una rutina de fitness. Las sentadillas con carga pueden utilizar cualquier forma de peso, incluyendo mancuernas, barra corporal, barra olímpica u otros dispositivos con carga.. Asegúrese de que, sea cual sea el tipo de peso que se utilice, éste se coloque correctamente sobre los trapecios superiores y los hombros y no directamente sobre la columna cervical.

Cadena pesada de miosina tipo 1 y 2

La fuerza y el movimiento generados por el músculo esquelético dependen en última instancia de la interacción cíclica de la actina con la miosina. Este proceso mecánico está regulado por el Ca2+ intracelular a través de las proteínas reguladoras asociadas al filamento delgado, es decir, las troponinas y la tropomiosina. Las distrofias musculares son un grupo de afecciones genéticas heterogéneas que se caracterizan por la degeneración progresiva y la debilidad del músculo esquelético como consecuencia de la pérdida de tejido muscular que reduce directamente el número de puentes cruzados de miosina potenciales que participan en la producción de fuerza. Se ha demostrado que las mutaciones en los genes responsables de las distrofias del músculo esquelético (DM) modifican la función de las proteínas contráctiles y las interacciones de los puentes cruzados. La alteración de la expresión génica o del empalme del ARN o las modificaciones postraduccionales de las proteínas contráctiles, como las relacionadas con el estrés oxidativo, pueden afectar a la función de los puentes cruzados modificando las proteínas clave del acoplamiento excitación-contracción. El cambio microarquitectónico en el miofilamento es otro mecanismo de alteración del funcionamiento de los puentes cruzados. En esta revisión, proporcionamos una visión general sobre los cambios en el rendimiento de los puentes cruzados en los MD esqueléticos y discutimos sus impactos finales en la función del músculo estriado.

Comentarios

1Laboratorio CD para la Restauración de la Función de las Extremidades, División de Cirugía Plástica y Reconstructiva, Departamento de Cirugía, Universidad Médica de Viena, 2Instalación Central de Imágenes, Instalaciones Centrales, Universidad Médica de Viena, 3Departamento de Mano, Cirugía Plástica y Reconstructiva, Centro de Quemados, Centro de Trauma BG de Ludwigshafen, Cirugía Plástica y de la Mano, Universidad de Heidelberg

Aquí presentamos un protocolo para el análisis rápido de las fibras musculares, que permite mejorar la calidad de la tinción y, por lo tanto, la adquisición y cuantificación automática de las poblaciones de fibras utilizando el software de libre acceso ImageJ.

Utilizamos/almacenamos esta información para asegurar que usted tiene un acceso adecuado y que su cuenta es segura. Podemos utilizar esta información para enviarle notificaciones sobre su cuenta, su acceso institucional y/o otros productos relacionados. Para obtener más información sobre nuestras políticas de GDPR, haga clic aquí.

Utilizamos/almacenamos esta información para garantizar que usted tenga un acceso adecuado y que su cuenta sea segura. Podemos utilizar esta información para enviarle notificaciones sobre su cuenta, su acceso institucional y/o otros productos relacionados. Para obtener más información sobre nuestras políticas de GDPR, haga clic aquí.

Cadena cinética

Un importante perfeccionamiento de la teoría del filamento deslizante tiene que ver con la forma particular en que la miosina es capaz de tirar de la actina para acortar el sarcómero. Los científicos han demostrado que el extremo globular de cada proteína de miosina que está más cerca de la actina, llamado región S1, tiene múltiples segmentos articulados, que pueden doblarse y facilitar la contracción (Hynes et al. 1987; Spudich 2001). La flexión de la región S1 de la miosina ayuda a explicar la forma en que la miosina se mueve o “camina” a lo largo de la actina. La región de la “cola” de la miosina (S2), más delgada y típicamente más larga, también muestra flexibilidad, y gira en concierto con la contracción de la S1 (Figura 3A).

Los movimientos de la miosina parecen ser una especie de danza molecular. La miosina avanza, se une a la actina, se contrae, libera la actina y vuelve a avanzar para unirse a la actina en un nuevo ciclo. Este proceso se conoce como ciclo miosina-actina. A medida que el segmento S1 de la miosina se une a la actina y la libera, forma lo que se denomina puentes cruzados, que se extienden desde los filamentos gruesos de miosina hasta los filamentos finos de actina. La contracción de la región S1 de la miosina se denomina carrera de potencia (Figura 3). La carrera de fuerza requiere la hidrólisis del ATP, que rompe un enlace de fosfato de alta energía para liberar energía.