Cardiopatía isquémica

La obstrucción está causada por la acumulación de placa en las arterias (aterosclerosis). La placa está formada por depósitos, colesterol y otras sustancias. Cuando la placa se rompe, se forma rápidamente un coágulo de sangre. El coágulo es la causa real del infarto.

Si se corta el suministro de sangre y oxígeno, las células musculares del corazón empiezan a sufrir daños y comienzan a morir. El daño irreversible comienza a los 30 minutos de la obstrucción. El resultado es que el músculo cardíaco afectado por la falta de oxígeno ya no funciona como debería.

Puede ayudar a prevenir un ataque al corazón conociendo sus factores de riesgo de enfermedad arterial coronaria y de ataque al corazón y tomando medidas para reducir esos riesgos. Incluso si ya ha tenido un ataque al corazón o le han dicho que sus probabilidades de sufrirlo son altas, puede reducir el riesgo, muy probablemente haciendo algunos cambios en su estilo de vida que promuevan una mejor salud.

Aunque el dolor en el pecho es el principal signo de advertencia de un infarto, puede confundirse con otras afecciones. Entre ellas están la indigestión, la pleuresía, la neumonía, la sensibilidad del cartílago que une la parte delantera de las costillas con el esternón y la acidez de estómago. Acuda siempre a su médico para que le haga un diagnóstico.

El corazón no recibe suficiente sangre

Si las arterias del corazón se estrechan, es probable que padezca una enfermedad coronaria (EAC). Este estrechamiento está causado por la aterosclerosis (depósitos de grasa en el interior de las arterias), un espasmo o un coágulo de sangre. Esto dificulta que la sangre llegue al corazón y le dé oxígeno para trabajar. La enfermedad de las arterias coronarias puede provocar una angina de pecho o un ataque al corazón.

Quizá te interese  ¿Cómo quemar la grasa del abdomen en el gimnasio?

La angina de pecho es una molestia o dolor causado por la disminución temporal de la cantidad de sangre que llega a una zona del corazón. Se produce cuando los vasos sanguíneos son incapaces de suministrar suficiente oxígeno para satisfacer la necesidad de oxígeno del músculo cardíaco. Esta falta de oxígeno se denomina isquemia.

Un ataque al corazón puede producirse cuando una arteria coronaria está totalmente obstruida. Puede sentir el mismo tipo de molestia que la angina de pecho, pero no desaparece después de 15 minutos ni con nitroglicerina. Como una parte del músculo cardíaco no recibe oxígeno durante un infarto, esa parte del músculo puede quedar dañada de forma permanente. Esto se denomina infarto de miocardio (músculo cardíaco) (muerte del tejido).

Después de llamar al 911, la Asociación Americana del Corazón recomienda tomar una aspirina tan pronto como aparezcan los signos de advertencia de un ataque al corazón. Las investigaciones demuestran que si se toma una aspirina en cuanto se sienten los síntomas de un ataque al corazón (y se obtiene ayuda médica) las posibilidades de sobrevivir pueden mejorar significativamente.

Síntomas de que el corazón no recibe suficiente oxígeno

Merck and Co., Inc. con sede en Kenilworth, NJ, EE.UU. (conocida como MSD fuera de los EE.UU. y Canadá) es un líder mundial de la salud que trabaja para ayudar al mundo a estar bien. Desde el desarrollo de nuevas terapias que tratan y previenen enfermedades hasta la ayuda a las personas necesitadas, estamos comprometidos con la mejora de la salud y el bienestar en todo el mundo.    El Manual se publicó por primera vez en 1899 como un servicio a la comunidad. El legado de este gran recurso continúa como el Manual de MSD fuera de los Estados Unidos y Canadá. Obtenga más información sobre nuestro compromiso con el conocimiento médico mundial.

Quizá te interese  ¿Qué puedo tomar para engordar rápido?

Síntomas de restricción del flujo sanguíneo al corazón

Ahora mismo, mientras lee esto, su corazón está latiendo y moviendo la sangre por todo el cuerpo. Cuando el corazón funciona con normalidad, no lo notará en absoluto. Pero hay formas en las que nuestro corazón nos hace saber si algo no va bien. Identificar estos síntomas y responder a ellos puede ayudar a prevenir las enfermedades del corazón, que son la principal causa de muerte en hombres y mujeres y afectan a casi la mitad de los adultos estadounidenses.

“No importa la edad, ni si se es hombre o mujer, todos corremos el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca”, afirma el cardiólogo Lawrence Phillips, profesor adjunto del Departamento de Medicina y director médico de cardiología clínica ambulatoria de la NYU Langone. “Si tienes síntomas, cuanto más esperes a que te los evalúen, mayor será el riesgo de que algo vaya mal”.

Las enfermedades cardíacas incluyen problemas estructurales en las válvulas del corazón, problemas eléctricos que afectan al ritmo cardíaco y estrechamientos y obstrucciones en las arterias coronarias. A menudo, el cuerpo envía señales de que el corazón necesita atención, síntomas que no debe ignorar. Entre ellos se encuentran el dolor en el pecho, la falta de aire, las palpitaciones, la pérdida de conciencia y los mareos. Si ha experimentado alguno de estos síntomas, pida cita con su médico.