Yoga para la ansiedad y la depresión

Quentin Vennie, E-RYT 200 es escritor, conferenciante, experto en bienestar y autor del libro de memorias Strong in the Broken Places. Es vicepresidente de la Fundación Yoga Alliance y ha aparecido en el Huffington Post, Thrive Global, Entrepreneur, Fox News y el Observer.

Roxanna Namavar, D.O. es una psiquiatra de adultos centrada en la salud integral. Completó su residencia en el Sistema de Salud de la Universidad de Virginia y actualmente tiene una consulta privada en la ciudad de Nueva York.

Por decirlo suavemente: Lidiar con la ansiedad puede ser una molestia. Tanto si se padece un trastorno de ansiedad generalizado como agudo, puede crear sentimientos de control limitado, baja autoestima, miedo persistente, pánico, ira y derrota.Como instructora de yoga certificada y estudiante de la práctica durante toda la vida, hay algunas posturas de yoga que atribuyo a que me ayudan a calmar mi ansiedad y a recuperar mi fortaleza mental.No se necesita una clase, ropa especial de yoga o ropa deportiva para realizar estas posturas. Todo lo que necesitas es espacio, dedicación y la intrepidez para ponerlas en práctica. Puedes hacer estas cinco asanas siempre que te sientas ansioso, para ayudarte a volver al momento presente. Inspírate, libérate y ponte bien.

Yoga para la ansiedad

Tu teléfono móvil está sonando. Su jefe quiere hablar con usted. Y tu pareja quiere saber qué hay para cenar. El estrés y la ansiedad están por todas partes. Si se están apoderando de ti, quizá quieras ir a la esterilla y probar el yoga.

Quizá te interese  ¿Qué comer antes de entrenar y cuánto tiempo?

El yoga es una práctica de mente y cuerpo que combina posturas físicas, respiración controlada y meditación o relajación. El yoga puede ayudar a reducir el estrés, disminuir la presión arterial y reducir el ritmo cardíaco. Y casi todo el mundo puede practicarlo.

El yoga se considera uno de los muchos tipos de enfoques de medicina complementaria e integradora. El yoga aúna disciplinas físicas y mentales que pueden ayudarle a alcanzar la tranquilidad de cuerpo y mente. Esto puede ayudarle a relajarse y a controlar el estrés y la ansiedad.

El yoga tiene muchos estilos, formas e intensidades. El hatha yoga, en particular, puede ser una buena opción para controlar el estrés. El hatha es uno de los estilos más comunes de yoga, y a los principiantes les puede gustar su ritmo más lento y sus movimientos más fáciles. Pero la mayoría de la gente puede beneficiarse de cualquier estilo de yoga: todo depende de tus preferencias personales.

Hatha yoga para la ansiedad

Los artículos de Verywell Mind son revisados por profesionales de la salud mental. Los revisores confirman que el contenido es exhaustivo y preciso, y que refleja las últimas investigaciones basadas en la evidencia. El contenido se revisa antes de su publicación y tras actualizaciones sustanciales. Más información.

Hay muchas formas en las que el trastorno de pánico puede afectar a su vida. Los síntomas del trastorno de pánico pueden afectar a su mente, su cuerpo y su bienestar general. Los ataques de pánico, la característica principal del trastorno de pánico, suelen ir acompañados de muchos pensamientos negativos y síntomas físicos angustiosos.  Estos pensamientos y sentimientos suelen ser difíciles de manejar y pueden reducir la calidad de vida.

Quizá te interese  ¿Qué es bueno para el estres en el cuello?

A pesar de los retos que suponen los ataques de pánico y otros síntomas de ansiedad, existen muchas estrategias de autoayuda que pueden ayudarle a afrontar el trastorno de pánico.  Existen numerosas actividades de autocuidado y técnicas de relajación que le ayudarán a sentirse más calmado, tranquilo y en control. Algunas de las estrategias de relajación más comunes son los ejercicios de respiración, la relajación muscular progresiva y la visualización. Se ha comprobado que estas técnicas reducen la ansiedad y pueden incluso ayudarle a controlar los síntomas de pánico.

Tipos de yoga

“Respira profundamente. Relájate”. Lo habrás oído antes en momentos de estrés, pero ¿conoces la raíz de esta frase? El yoga. La antigua práctica del yoga se compone de tres ingredientes principales: la respiración, la meditación y las asanas (posturas físicas). Se ha demostrado que cada factor por sí solo ayuda a aliviar la ansiedad, pero la combinación de los tres puede aumentar los beneficios.

Alrededor de 3,3 millones de adultos en Estados Unidos sufren un trastorno de ansiedad, y aproximadamente un tercio de los 148.000 millones de dólares anuales de la factura de salud mental del país se destinan a los trastornos de ansiedad. Los pacientes afrontan la ansiedad de forma diferente. Una de las formas en que quienes padecen trastornos de ansiedad (yo incluida) pueden aprender a controlar sus síntomas y reducir el riesgo de sufrir ataques de pánico es el yoga.

Como profesora de yoga certificada y persona que ha sufrido ataques de pánico y un trastorno de ansiedad, te animo a que te acerques. Habla con un médico sobre tu enfermedad y pide ayuda a un instructor de yoga para aprender posturas beneficiosas para tus objetivos. Hay muchos tipos de yoga. Las clases pueden ir desde secuencias rápidas que inducen al sudor hasta movimientos lentos y relajados con posturas de meditación. Si decides apuntarte a una clase de yoga, infórmate antes para decidir si es el tipo de clase adecuado para ti.

Quizá te interese  ¿Cuál es la mejor app para hacer spinning?