Tabla de colores de las heces del bebé recién nacido

Las primeras deposiciones del recién nacido se denominan meconio. Se trata de un material negro verdoso, inodoro y bastante viscoso, resultado de lo que el joven organismo ingirió durante su vida prenatal (líquido amniótico, residuos celulares, orina, etc.).

Durante este período, el recién nacido evacua sus heces de 1 a 5 veces al día, a menudo al final de la alimentación, mientras que después del primer/segundo mes la frecuencia de las evacuaciones tiende a reducirse a uno o dos episodios al día.

Caca de bebé recién nacido 1 mes

Es la primera deposición del recién nacido y está formada por el material ingerido por el bebé durante los nueve meses de gestación: células epiteliales intestinales, moco, líquido amniótico, agua y plumón (el pelo que recubre al feto).

Si, por el contrario, el bebé hace caca todos los días pero con mucha dificultad y las heces son muy duras, entonces podría estar estreñido. El mejor laxante sigue siendo la leche materna, pero si ésta no es suficiente o si nuestro bebé sólo toma leche artificial, debemos pedir consejo al pediatra.

El bebé recién nacido lleva un día sin hacer caca

Una de ellas podría ser, por ejemplo, bañar al bebé por la noche después de la toma de la tarde o mantenerlo en posición vertical durante unos veinte minutos después de la toma para evitar que regurgite la leche no digerida.

Acostumbrarse a estos nuevos ritmos puede ser bastante difícil al principio, pero poco a poco aprenderás a manejarte mejor y a conciliar el tiempo que tienes que dedicar al bebé con el que tienes que dedicarte a ti misma y al resto de la familia.

También es posible que te pregunten cuántas veces al día moja tu bebé el pañal y si hace o no las deposiciones con regularidad, así que asegúrate de anotar toda esta información en una libreta o tenla presente si el médico te lo pide.

¿con qué frecuencia hace caca un bebé de 2 meses?

Para entender bien lo que se acaba de decir, hay que señalar que los recién nacidos tienden a producir heces de consistencia blanda, ya que se alimentan principalmente de leche materna, un alimento conocido por ser responsable de las heces blandas.

Sin embargo, un buen tratamiento sintomático no se limita a lo anterior, sino que también incluye la evitación, al menos hasta el final del trastorno, de todos los alimentos y bebidas sólidas, que pueden ralentizar el proceso de curación porque pueden provocar diarrea.

Los médicos recomiendan que los padres de un recién nacido con diarrea infecciosa cuiden su higiene personal y la de su bebé, para no caer ellos mismos en la misma infección ni contagiar a otros miembros de la familia.