Cómo pasteurizar la leche

La pasteurización, en cambio, somete a la leche a temperaturas superiores a los 72°, pero inferiores al punto de ebullición. De este modo, la leche conserva sus características organolépticas y mantiene el nivel de proteínas séricas por encima del 14%.

Varios estudios han demostrado que la leche fresca pasteurizada, consumida a diario, aporta a nuestro organismo la cantidad adecuada de nutrientes y vitaminas que son esenciales para defendernos y contrarrestar los efectos del envejecimiento.

La ley, en los artículos 3 y 4, indica los parámetros que deben existir para verificar la eficacia del tratamiento, es decir, la prueba de la fosfatasa alcalina negativa y el contenido de proteínas séricas solubles no desnaturalizadas, que no debe ser inferior al 11% de las proteínas totales para la leche pasteurizada y al 14% para la leche fresca pasteurizada.

Temperatura de pasteurización

La pasteurización ralentiza el crecimiento bacteriano en los alimentos (normalmente líquidos) aumentando y reduciendo su temperatura. La leche que se vende en los comercios debe ser pasteurizada de una forma determinada para cumplir los requisitos de seguridad impuestos por la normativa gubernamental. El consumo de leche sin pasteurizar conlleva un alto riesgo de enfermedades bacterianas y es especialmente peligroso para los niños pequeños, los ancianos y cualquier persona con un sistema inmunitario débil. Si ordeñas tus propias vacas o cabras, puedes evitar el crecimiento bacteriano de la leche y prolongar su vida útil aprendiendo a pasteurizarla en casa.

Pasteurización de la leche para el queso

La leche cruda, destinada a ser comercializada para el consumo humano, debe ser tratada con altas temperaturas (tratamiento térmico) antes de ser envasada en recipientes cerrados.

Quizá te interese  ¿Qué comen los niños de 3 a 4 años?

Con la pasteurización, se produce una ligera reducción de ciertos nutrientes, como las vitaminas B hidrosolubles presentes originalmente en la leche. La principal diferencia con respecto a la leche cruda, es decir, la recién ordeñada, tiene que ver con el sabor, ya que el calentamiento modifica un poco el componente aromático de la leche.

Acuerdo Estado-Regiones. Directrices para la realización de controles destinados a garantizar la seguridad alimentaria en la producción y comercialización de leche destinada a tratamiento térmico y transformación (GU 133 09/06/2008)

Pasteurizar la leche en casa

Tomar leche de vaca forma parte de los hábitos alimentarios de miles de millones de personas en todo el mundo. Pero, ¿qué leche debe elegir? ¿Cuáles son las diferencias entre el pasteurizado y el UHT? Encuentre toda la información en esta breve guía.

Para que la leche sea segura para el consumo humano, debe refrigerarse inmediatamente después del ordeño y someterse a un proceso de pasteurización. Se trata, sin duda, de un tratamiento de control esencial para la seguridad alimentaria de este delicado producto, que elimina cualquier bacteria patógena presente.