Melón para embarazadas

El dulce y seductor aroma de la sandía llena el verano. Esta fruta es conocida por saciar la sed y satisfacer las papilas gustativas. Si estás embarazada, sus beneficios son aún más deliciosos. Este artículo te ofrece diez excelentes razones para comer sandía durante el embarazo. También se detallan algunos efectos secundarios del consumo de esta fruta que no debes pasar por alto durante el embarazo.

Como su nombre indica, el 92% de esta fruta de verano es agua. La sandía es una excelente fuente de nutrientes vitales, como la vitamina A, C, B6, magnesio y potasio. Las semillas de la sandía son crujientes e igualmente beneficiosas y pueden consumirse enteras. Si se te antoja la sandía durante el embarazo y no estás segura de sus beneficios, los valores nutricionales presentes en ella, los beneficios de las semillas de sandía y los efectos secundarios, entonces sigue leyendo esto para obtener más detalles.

Comer sandía es muy beneficioso durante el embarazo. La mayoría de los médicos sugieren comer sandía cuando se está esperando, ya que está lleno de nutrientes. Algunos de los increíbles beneficios de la sandía son:

Sandía en el embarazo nhs

Lo que comes es más importante que nunca cuando estás embarazada. Necesitas más vitaminas y minerales para ayudar a tu bebé a crecer y mantener tu propia salud. Y como tu cuerpo está trabajando duro para manteneros a los dos, necesitas consumir más calorías en el segundo y tercer trimestre.

Quizá te interese  ¿cómo saber si será niño o niña según los síntomas?

Aunque puede ser tentador pensar que esas calorías extra son una luz verde para darse un capricho menos saludable, no te dirijas a la máquina expendedora todavía, dicen los expertos en nutrición. Si comes con regularidad de forma sana y equilibrada, un capricho de vez en cuando no te hará daño. Pero lo ideal es que la mayor parte de esas calorías extra provengan de alimentos nutritivos.

Si la mayoría de las veces picas cosas como postres, patatas fritas u otros alimentos menos saludables, piensa en qué es lo que hace que esa comida te resulte tan atractiva en este momento, e intenta conseguir esa misma calidad en algo que te aporte más nutrición.

Para favorecer el desarrollo del bebé, la mujer embarazada media necesita 340 calorías adicionales al día durante el segundo trimestre y 450 en el tercero. Eso equivale a una o dos meriendas. (Nota: la cantidad puede variar en función del peso previo al embarazo, el nivel de actividad y si vas a tener gemelos).

Hadiz sobre la sandía en el embarazo

El verano está aquí y es el momento de la favorita de todos: la dulce, jugosa y refrescante sandía. Las sandías están repletas de beneficios para la salud. Ya sea en forma de fruta cortada, de zumo fresco o de semillas, tienen múltiples ventajas para tu cuerpo. Es por ello que las sandías se suelen recomendar durante el embarazo. En este artículo, encontrarás los increíbles beneficios de las semillas de sandía durante el embarazo.

Haciendo honor a su nombre, el contenido de agua de la sandía es bastante alto. Por lo tanto, satisface las necesidades de hidratación de tu bebé y de ti durante el embarazo. La sandía también es rica en nutrientes vitales como el potasio, el magnesio, la vitamina A, B6 y C.

Quizá te interese  ¿cómo debes tener relaciones sexuales durante el embarazo?

Las semillas de la sandía tienen innumerables beneficios para tu bebé y para ti. Las semillas son crujientes y se comen completamente. Las semillas de sandía tienen pocas calorías y un alto valor nutricional. Además, pueden incorporarse a tus comidas de muchas maneras. Sigue leyendo para conocer los beneficios de las semillas de sandía durante el embarazo:

Las semillas de sandía tienen pocas calorías y son una rica fuente de grasas saludables y proteínas. Una ración es suficiente en un día y equivale a un puño grande lleno de semillas de sandía (entre 50 y 60). En términos de peso, son unos 5 gramos y aportan aproximadamente entre 20 y 22 calorías sólo a tu ingesta diaria.

La sandía en el tercer trimestre del embarazo

La falta de nutrición de una mujer embarazada puede provocar diversos obstáculos, como náuseas y vómitos. Las náuseas, que suelen ir acompañadas de vómitos, hacen que las embarazadas corran el riesgo de deshidratarse.

La deshidratación durante el embarazo puede tener ciertamente un mal impacto en el feto. Pues bien, hay una fruta que es muy adecuada para las mujeres embarazadas con estas condiciones, la sandía. Hablando de sandías es una de las frutas buenas para la salud de las mujeres embarazadas. Hay tantos beneficios de la fruta roja carnosa y rica en contenido de agua para las mujeres embarazadas.

Esta fruta es muy rica en agua y es beneficiosa para las mujeres embarazadas porque puede aliviar el dolor de estómago y la hinchazón. Su contenido en agua y su alto nivel de azúcar pueden ayudar a aliviar las náuseas y la deshidratación por la mañana durante el embarazo.

Quizá te interese  ¿qué pasa si le doy probaditas a mi bebé de 4 meses?

El primer beneficio de la sandía para las embarazadas es aliviar las náuseas matutinas. Puedes beber zumo de sandía fresco por la mañana para aliviar las náuseas matutinas. La fruta de la sandía es buena para favorecer la formación de huesos en el feto y acelerar el flujo de orina en el cuerpo. Las mujeres embarazadas tienden a tener dificultades para orinar, por lo que comer sandías es una forma de superarlas