Durante las vacaciones escolares, el papel de los abuelos se vuelve particularmente valioso para las madres trabajadoras, que a menudo no pueden permitirse más de dos o tres semanas de vacaciones y, por lo tanto, deben confiar sus hijos a personas de confianza durante períodos bastante prolongados. El entorno de la ciudad, sin embargo, especialmente con la llegada del calor del verano, muchas veces no ofrece las condiciones ideales para el entretenimiento de los más pequeños o para el bienestar y la serenidad de los abuelos al cuidarlos. Por el contrario, unas vacaciones fuera de la ciudad pueden ser una preciosa oportunidad de diversión y relajación para abuelos y nietos y, por qué no, también una oportunidad para que los padres descansen y se dediquen un tiempo a ellos mismos.

Vacaciones de abuelos y nietos, donde ir

La montaña ofrece a abuelos y nietos la oportunidad de realizar actividades sencillas y relajantes

Para el éxito de unas vacaciones de abuelos y nietos es importante elegir un lugar que los ponga a ambos en condiciones de pasar unos días agradables y no excesivamente agotadores. En este sentido, la montaña es ciertamente preferible al mar, que con los niños suele ser tan emocionante como agotador. El entorno y el clima de la montaña, por su parte, favorecen un ritmo más relajado y ofrecen la oportunidad de realizar actividades sencillas y saludables, pero también divertidas, como juegos al aire libre, paseos y deportes.

Los posibles destinos son evidentemente muy numerosos, pero habrá que elegirlos teniendo en cuenta algunos criterios importantes. En primer lugar, es bueno ir a un lugar lo suficientemente cerca de la casa y de fácil acceso para los padres los fines de semana o en caso de emergencias. Sobre todo si los niños ya son mayores, también será recomendable asegurarse de que el destino elegido prevea la organización de iniciativas y eventos dedicados a ellos, como por ejemplo miniclub, cursos deportivos u oratoria de verano abierta a los turistas. De esta forma los abuelos podrán alternar actividades para hacer con sus nietos con momentos de relajación, y los niños no correrán el riesgo de aburrirse.

Quizá te interese  qué es y por qué se usa durante el embarazo

Abuelos y nietos: ¿en el hotel o en casa?

Es importante que los abuelos tengan la oportunidad de moverse fácilmente con los niños.

Las soluciones a elegir para el alojamiento de abuelos y nietos son variadas y diferentes, y obviamente deben evaluarse en función de la disponibilidad económica de cada uno, pero también teniendo en cuenta, si es posible, las preferencias de nuestras excepcionales niñeras. Las vacaciones en un hotel son obviamente las más caras, pero tienen la ventaja de aliviar a los abuelos de las tareas del hogar y permitirles dedicar tiempo completo a sus nietos. Orientándose en hoteles familiares (particularmente numerosos en Trentino Alto Adige, pero presente en toda Italia), puedes beneficiarte de servicios específicos para niños, desde el menú ad hoc hasta el cuidado de niños para jugar y actividades de laboratorio.

La elección de la casa para alquilar requiere un mayor esfuerzo, pero también garantiza una mayor libertad y flexibilidad de horarios, lo que puede ser de gran ayuda especialmente en presencia de niños pequeños. Además de contar, a ser posible, con un pequeño espacio diáfano, la vivienda elegida debe estar cerca de los principales servicios y lugares de entretenimiento, para que los abuelos puedan comprar cómodamente y moverse con facilidad con los niños.