En el día tuyo matrimonio todo debe ser perfecto, todas las miradas estarán puestas en ti y cada detalle será escudriñado, empezando por las manos. Ahí manicura de la novia será el protagonista absoluto, las manos serán observadas y fotografiadas desde todos los ángulos: desde que sostienes el ramo en la mano, hasta que el novio le pondrá el anillo.

Por eso es muy importante que el cuidado y la elección del esmalte de uñas sea impecable, porque ya sabes, la belleza y el estilo también se pueden ver en los detalles de la manicura. Probablemente no estés seguro de qué estilo elegir: ¿uñas cortas o uñas largas? Clásico es mejor novia francesa o uno Manicura japonesa? ¿Mejor un blanco sobrio y elegante o un rojo atrevido?

Será el día más importante de tu vida y está bien tener algunas dudas y miedo a equivocarte, pero no te preocupes, a través de una serie de consejos y sugerencias encontrarás la solución más original y elegante.

Un ejemplo de manicura para uñas largas.

Ideas de manicura para bodas

Seguro que es importante evitar uñas demasiado largas y vistoso, mucho mejor un largo mínimo y más discreto para no arriesgarse a ser vulgar. Si optas por aplicar un gel semipermanente es mejor hacer una manicura completa unos días antes de la boda, de lo contrario si optas por una manicura clásica es mejor hacerlo el día anterior.

La opción más elegante para muchos expertos en maquillaje es Combina el esmalte de uñas con el ramo.. Si las flores que has elegido tienen colores muy fuertes, como el azul o el naranja, es bueno jugar con los pasteles y tonalidades más apagadas. El rojo es atemporal, pero podría ser un poco obvio si eres un poco alternativo, pero puedes jugar con diferentes tonos.

Quizá te interese  ¿Cómo provocar los celos?

Novia manicura francesa

Si te encanta el estilo clásico, el consejo definitivamente va hacia la manicura francesa atemporal. Se debe utilizar con mucha precaución y en cualquier caso siempre es recomendable utilizar colores sobrios como el rosa claro, un blanco brillante o un pastel claro. Definitivamente no se recomiendan los colores fluorescentes o demasiado intensos, también porque la manicura debe combinarse con el vestido y, en el caso de las sandalias, también con la pedicura.

También puedes optar por uno francés inverso, que está de momento, está muy de moda, donde los colores se invierten: el blanco brillante en la parte inferior de la uña y el rosa en la parte superior. Original y con estilo.

La manicura francesa es un clásico que siempre garantiza un excelente resultado.

Manicura novia uñas cortas.

Si decide mantener el uñas cortas para el día del fatídico sí, puedes aplicar un gel semipermanente, o un gel de color nude, blanco nacarado que puede permanecer impecable durante todo el día. Y si quieres un punto de luz, muy bien puedes aplicar una brillantina o una pedrería plateada en la base.

El francés debe usarse siempre con precaución, es una manicura muy refinada si se aplica sobre uñas cortas y no excesivamente largas. Una idea original y cada vez más de moda es aplicar una esmalte de uñas con brillo, si es demasiado pesado para ti, puedes decidir aplicarlo solo en unas pocas uñas, para romper la monotonía de un solo color.

Manicura novia uñas largas.

Si prefieres las uñas largas, el clásico siempre es la manicura francesa, blanca o rosa pastel. Para darle un toque de originalidad también puedes optar por aplicar pequeños diseños florales o bordados, muy populares en esta última época. Muy bonito también el color único con la aplicación de algunos brillante o pedrería, La elección del color no tiene por qué recaer necesariamente en algo sobrio, como el rosa pastel, el blanco brillante, también puedes darte un capricho con diferentes colores.

Quizá te interese  ¿Qué hacer en tu primera vez inolvidable?

Costo de la manicura de la boda

Difícil dar una cifra precisa sobre el costo de la manicura, depende de varios factores: la esteticista, la técnica, el gel … Un francés por ejemplo cuesta de 20 a 30 euros, una reconstrucción con gel en cambio puede costar hasta 80 euros. Generalmente una manicura básica cuesta unos 15/20 euros, pero hay que tener en cuenta que en el caso de una boda el precio podría ser ligeramente superior.