Hacer ejercicio es bueno para la salud mental

Descargo de responsabilidad del contenido El contenido de este sitio web se proporciona únicamente con fines informativos. La información sobre una terapia, un servicio, un producto o un tratamiento no respalda en modo alguno dicha terapia, servicio, producto o tratamiento y no pretende sustituir el consejo de su médico u otro profesional sanitario registrado. La información y los materiales contenidos en este sitio web no pretenden constituir una guía completa sobre todos los aspectos de la terapia, el producto o el tratamiento descritos en el sitio web. Se insta a todos los usuarios a que busquen siempre el asesoramiento de un profesional de la salud registrado para obtener un diagnóstico y respuestas a sus preguntas médicas y para determinar si la terapia, el servicio, el producto o el tratamiento concretos descritos en el sitio web son adecuados en sus circunstancias. El Estado de Victoria y el Departamento de Salud no asumirán ninguna responsabilidad por la confianza depositada por cualquier usuario en los materiales contenidos en este sitio web.

¿Cómo mejora el ejercicio la salud mental?

El ejercicio mejora la salud mental al reducir la ansiedad, la depresión y el estado de ánimo negativo y al mejorar la autoestima y la función cognitiva. También se ha comprobado que el ejercicio alivia síntomas como la baja autoestima y el retraimiento social.

Quizá te interese  ¿Qué es la repeticion de patrones?

¿Cuáles son los 3 beneficios sociales del ejercicio?

Aumento de la confianza, aceptación de los compañeros, capacidad de liderazgo y empatía; estos son sólo cuatro de los beneficios sociales que los niños reciben del deporte y la actividad física.

¿Cómo influye el ejercicio en la salud social?

Uno de los mayores beneficios sociales del ejercicio es precisamente ése: una mejor vida social. Especialmente si participas en deportes de equipo o haces ejercicio en grupo, desarrollarás mayor empatía y habilidades sociales. También harás nuevos amigos y obtendrás nuevas salidas sociales.

Hacer ejercicio contra la depresión

Sabemos que el ejercicio regular es importante para mantener un cuerpo sano y para reducir el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas, como las cardiopatías y la diabetes. Curiosamente, la importancia del ejercicio para mantener una mente sana también es cada vez más evidente. Los médicos prescriben ahora el ejercicio como parte del tratamiento de una serie de enfermedades mentales, como la depresión y la ansiedad. Aunque los científicos no entienden del todo cómo el ejercicio puede ayudar a mejorar nuestro estado de ánimo, sabemos lo suficiente sobre los beneficios del ejercicio para sugerir que todas las personas que viven con una enfermedad mental deberían tener acceso a programas de ejercicio adaptados como parte de su recuperación.

Ya lo has oído todo: deja el teléfono, deja de ver la televisión y sal a jugar al aire libre, ¡tú, teleadicto! ¿Tus padres y profesores están perdiendo el tiempo o hay algo de ciencia detrás de este consejo? Veamos algunas de las interesantes investigaciones sobre cómo el ejercicio puede mejorar la salud física y mental.

Quizá te interese  ¿Cómo ayudar a un amigo que tiene problemas familiares?

Beneficios del ejercicio

Tu estado de ánimo cuando te muevesLo entendemos: cuando te sientes estresado o decaído probablemente te apetezca más ver Netflix, YouTube o TikTok que estar activo. Pero a menudo es cuando menos te apetece cuando más lo necesitas.Ya sabes que el ejercicio es bueno para tu salud física, pero también mejora tu bienestar.Hacer ejercicio no tiene por qué ser correr en la cinta. Actividades como caminar, hacer deporte, practicar yoga, bailar o nadar te ayudarán a liberar el estrés y a mejorar tu estado de ánimo.

El ejercicio físico frente a la depresión

El ejercicio físico puede desempeñar un papel importante en el bienestar mental e incluso puede aliviar los síntomas de enfermedades mentales como la depresión y la ansiedad. Mientras que los beneficios del ejercicio para la salud física se discuten con frecuencia, el vínculo entre el ejercicio y la salud mental a menudo se pasa por alto. Los estudios sugieren que el ejercicio físico puede ayudar a prevenir los problemas de salud mental antes de que comiencen. Las investigaciones también muestran que el ejercicio puede mejorar los síntomas de muchas enfermedades mentales existentes.

El ejercicio disminuye la sensibilidad de la reacción del cuerpo a la ansiedad. Además, un programa de ejercicio regular puede ayudar a aliviar los síntomas de otras enfermedades concurrentes comunes, como el síndrome del intestino irritable (SII).

El ejercicio ayuda a promover el crecimiento de nuevas neuronas en zonas clave del cerebro, incluido el hipocampo. Algunas investigaciones sugieren que esto puede desempeñar un papel en el alivio de los síntomas de algunas condiciones psiquiátricas, incluyendo la depresión y la ansiedad. Los estudios en animales han descubierto que el aumento de la neurogénesis puede contribuir a calmar el cerebro en momentos de estrés.

Quizá te interese  ¿Cómo se le dice a la gente que le tiene miedo a todo?