Gestión del estrés en las empresas

El estrés es un síndrome general de adaptación (SGA) cuyo objetivo es restablecer un nuevo equilibrio interno (homeostasis) tras los factores de estrés. Las alteraciones del equilibrio interno pueden producirse a nivel endocrino, humoral, orgánico y biológico. El término estrés fue introducido por primera vez en la biología por Walter Bradford Cannon en 1935, y el síndrome fue definido como tal por Hans Selye en 1936.

Cada factor estresante evoca inmediatamente reacciones neuropsicológicas, emocionales, locomotoras, hormonales y de regulación inmunológica que forman un marco general conocido como Síndrome General de Adaptación (SGA). Incluso los acontecimientos cotidianos pueden considerarse factores estresantes y desencadenar un síndrome general de adaptación.

El estrés se identifica con una secreción psicoinducida de hormonas catabólicas por las glándulas suprarrenales en respuesta a estímulos hipotálamo-hipofisarios. El sistema simpático provoca la liberación de adrenalina y noradrenalina, especialmente desde la médula suprarrenal. Estas hormonas causan:

Síndrome de burnout

El síndrome de burnout es la respuesta de un individuo a una situación laboral que se percibe como psicofísicamente agotadora. En este contexto, el individuo no dispone de los recursos y las estrategias conductuales o cognitivas adecuadas para hacer frente a esta sensación de agotamiento físico y emocional.

El burnout se refiere únicamente al contexto laboral y, por definición, no debe extenderse a otros ámbitos de la vida. Este fenómeno laboral tampoco debe confundirse con los trastornos específicamente asociados al estrés, como el trastorno de estrés postraumático, aunque puedan compartirse algunas manifestaciones.

En el Burnout, se manifiesta una actitud de desapego mental hacia las propias tareas con un mayor aislamiento del trabajo y una menor eficacia profesional. Además, hay sentimientos de negativismo o cinismo respecto al propio trabajo y hacia las personas que demandan o reciben el servicio (compañeros, clientes, superiores).

Definición de estrés

El estrés laboral no es ciertamente un riesgo nuevo, dada la abundante literatura científica sobre el tema, pero es ciertamente emergente, debido a la difusión que está asumiendo en el contexto europeo. La investigación también ha evaluado el impacto económico en las empresas y las economías nacionales.

En general, el proceso de evaluación del riesgo consta de tres etapas: identificación del peligro, estimación del riesgo (evaluación preliminar/evaluación simplificada) y evaluación en profundidad. A partir del resultado de este proceso, se toman medidas para eliminar o reducir el riesgo, y se realiza una nueva evaluación posterior para verificar los cambios conseguidos.

Los técnicos de Vega Engineering están disponibles para información y aclaraciones sobre la evaluación del riesgo de estrés laboral, contactando con el número de teléfono 0413969013 o rellenando el formulario haciendo clic en el siguiente enlace.

Para más información, consulte nuestras noticias publicadas sobre el tema. Además, las directrices sobre el estrés laboral están disponibles en nuestra base de datos, que puede ser consultada libremente por todos los usuarios registrados.

Burnout oms

Obviamente, esto no significa que sea simplemente “culpa” del individuo que la padece. Por el contrario, el síndrome de Burnout suele desarrollarse como resultado de fallos estructurales: por ejemplo, una mala gestión empresarial, o la ausencia de una misión, visión y valores que promuevan la protección del capital humano de la empresa.

A grandes rasgos, las causas del estrés laboral se agrupan en nueve categorías conocidas como “riesgos de estrés”. Estas son algunas de las principales:Características del trabajo (tareas monótonas, falta de desafío)

Cuando hablamos de los síntomas del síndrome de Burnout, podemos referirnos al individuo o a la empresa. En otras palabras, los efectos del estrés laboral afectan tanto a la persona que lo sufre como a la organización para la que trabaja.

Obviamente, este test de Burnout debe ser realizado por un profesional de recursos humanos; e, idealmente, debe formar parte de la política de prevención del estrés laboral de la empresa.