Cómo aumentar la autoestima en el amor

Tú también debes aprender a ganar la batalla con la voz de tu crítico interior. No debes aceptar en absoluto los pensamientos negativos insistiendo en ellos, sino que debes estudiar un método para eliminarlos al instante.

Si, por el contrario, aprendes a no ser perfeccionista, tu autoestima y tus resultados mejorarán enormemente. Por eso te aconsejo que te deshagas de la pretensión de perfección y empieces a aspirar a resultados medianamente buenos.

Intenta sacar el máximo partido a la vida, pero sin buscar la perfección. Apunte a unos resultados bastante buenos y, una vez que los haya conseguido, piense en cómo mejorarlos aún más.

Adopta una actitud mental positiva ante las derrotas, los errores que cometes, las bofetadas que recibes en la vida. Todo te ayuda a crecer y a acercarte a tus objetivos. A este respecto, recuerde:

Gracias por leer hasta el final de este artículo mío sobre cómo aumentar la autoestima. Estoy seguro de que los consejos que contiene serán un tesoro para ti y que emprenderás con valor tu viaje para mejorar tu situación actual, sea cual sea.

Fomentar la autoestima: ejercicios

Muy a menudo tenemos buenas intenciones, pero si no cambiamos primero la imagen que tenemos de nosotros mismos, tenderemos inconscientemente a sabotearnos. Tienes que volver a convencerte de que vales, de que eres único y de que todas las experiencias que has tenido, tanto negativas como positivas, forman parte de ti y te convierten en una persona diferente a las demás, y tu valor depende de ello.

Adopta un punto de vista positivo, esfuérzate por mirar las cosas con otros ojos, si no puedes, busca a un amigo que te ayude, cuéntale una experiencia negativa que hayas tenido, como una entrevista de trabajo que haya ido mal. Si no puedes, pide ayuda a un amigo para que te cuente una experiencia negativa que hayas tenido, como una entrevista de trabajo que haya ido mal. Al contárselo a otra persona y escuchar sus conclusiones, te darás cuenta de que tal vez no eran tus habilidades las que estaban en entredicho, sino que la forma en que te presentaste o el puesto no era el adecuado para ti.

Aspecto físico de baja autoestima

Todos pasamos por altibajos, periodos en los que nuestra autoestima cae en picado: una decepción laboral, un romance roto, una amistad traicionada, la sensación de no poder alcanzar nuestros objetivos vitales o no tener suficiente suerte.

La autoestima se forma con las experiencias exitosas, con los pequeños y grandes retos superados, con la palmadita en la espalda de un amigo que te dice que lo has hecho bien. El nivel de autoestima tiene mucho que ver con la relación que el niño tiene con sus padres, con el apoyo que recibe de ellos en lugar de juicios y reproches.

Enumera en una hoja de papel lo que has conseguido en la vida, lo que tiene valor para ti. Por ejemplo: su carrera laboral, su carrera estudiantil, sus logros personales y familiares, ser padre o madre, hacer voluntariado, un doctorado et cet. Todo lo que has conseguido que tenga valor para ti.

Enumera aquí un poco tus miedos, esas pequeñas y grandes timideces que te impiden hacer algo, como comer solo en un restaurante, hablar con desconocidos, tomar la iniciativa en el trabajo, abrirte y confiar. Hay muchos ejemplos.

Soluciones de autoconfianza

Además de la grave carencia de vitaminas A, B, C, D, F en el cerebro de mi interlocutor, destacaba su necesidad de “aferrarse” a curiosas y creativas justificaciones morales para darse la impresión de estar “siempre en marcha”, de tener el control de su vida, de estar dispuesto a que se lo lleve el viento, para caer siempre de pie.

Mi fracaso profesional me ha llevado y me lleva a tener una baja autoestima e inevitablemente me lleva a estar resentida con todas las mujeres que han conseguido “salir adelante”. Tener un buen aspecto ayuda mucho, pero no del todo.

De hecho, tener una voz firme y convencida puede tener aspectos positivos. Sobre el punto 2, creo que es importante, pero sinceramente no sé cómo “arreglar” la imagen ganadora que tenemos de nosotros mismos.

En el contexto en el que has incluido el mensaje, es decir, el de la autoestima, estoy totalmente de acuerdo en que cuidar la apariencia juega un papel importante, aunque secundario en comparación con muchos otros.