Con la llegada de la primavera, ¿te sientes cansado? ¿Apático? ¿Falta de energía? ¿Siempre quieres dormir? ¡Debes saber que esto es completamente normal y fisiológico! Con la nueva temporada, nuestro cuerpo se ve obligado a adaptarse, a menudo sin ningún “aviso”, al cambio en el clima, más calor y al alargamiento de los días y horas de luz. ¿Cómo, entonces, lidiar con esa sensación de cansancio extremo en primavera, recuperar fuerzas y afrontar este período con energías renovadas y buen humor?

Cansancio en primavera: alimentos antifatiga

Con el calor, el cuerpo está sometido a un estrés severo, teniendo que acelerar el metabolismo para adaptarse a la nueva condición.

Son principalmente los órganos excretores, encargados de la depuración del cuerpo (hígado, intestino y riñones) los que se enfrentan a un período de exceso de trabajo. Por tanto, la dieta durante la primavera y el verano debe ser sana, equilibrada y desintoxicante.

  • Alimentos desintoxicantes. Un organismo lo más libre posible de desechos y toxinas es más eficiente y, si el cuerpo y la mente funcionan mejor, ¡automáticamente nuestra energía también se potenciará y disfrutaremos de un mayor bienestar! Entre los alimentos desintoxicantes podemos encontrar alcachofas, diente de león, ortiga, fresas, con los que es recomendable combinar infusiones de hierbas desintoxicantes, dos veces al día, elegidas entre diente de león, ortiga, bardana y hierba.
  • Alimentos energizantes. Las reglas, válidas todo el año, para la elección de los alimentos, deben respetarse aún más durante la temporada de primavera. Por lo tanto, damos un amplio espacio a frutas y verduras de temporada, en particular las verduras de hoja verde, muy útiles para el hígado, como las espinacas o las acelgas, también a las habas y los arándanos, todos alimentos que te permiten llenarte de vitaminas, antioxidantes y hierro y contrarrestar el cansancio primaveral.
  • Legumbres. Las legumbres, en particular las judías, son una excelente fuente de proteínas y fibra, capaces de estabilizar el índice glucémico y aportar energía, gracias también al contenido de magnesio, potasio y vitaminas A, B, C y E. Las podremos sustituir por carnes y productos lácteos, que tienden, por el contrario, a acidificar el organismo dificultando la digestión y favoreciendo la acumulación de toxinas en el cuerpo.
  • Cereales integrales. El arroz integral, la avena, la cebada y la espelta mantienen estable el nivel de azúcar en sangre, proporcionando al cuerpo energía constante a lo largo del tiempo.
  • Frutos secos y semillas oleaginosas. Las semillas de calabaza, linaza, chía, cáñamo y girasol aportan a nuestro organismo una buena dosis de proteínas y ácidos grasos omega 3, así como otros elementos esenciales como hierro, magnesio, cobre, manganeso y vitaminas del grupo B.
  • Zumos de frutas frescas de temporada. La fruta fresca, incluso en forma de zumo o batido, sobre todo si se consume por la mañana, antes del desayuno, o como merienda entre horas, nos recarga y nos aporta energía para afrontar mejor las actividades diarias.

Cansancio en primavera: remedios y suplementos naturales

Hay varios remedios capaces de ayudarnos a superar el cansancio extremo en primavera y hacernos recuperar fuerzas y buen humor. ¡Veamos cuáles!

  • Hierbas medicinales. Las plantas más útiles para contrarrestar la apatía y el cansancio primaveral pertenecen, por un lado, a la categoría de plantas desintoxicantes (ortiga, diente de león, bardana, alcachofa) y, por otro lado, al grupo de adaptógenos (eleutherococcus, rhodiola rosea), para tomar en forma de tintura madre.
  • Flores de Bach. Las flores que combaten la fatiga física y mental son el olivo, el roble y el carpe, a elegir en función del tipo de personaje y la experiencia de la persona.
  • Oligoelementos. La combinación más eficaz de oligoelementos en caso de fatiga es el magnesio, el zinc y el hierro que se puede integrar, si es necesario, con Magnesio.
  • Suplementos. Los suplementos muy efectivos en esta época del año, así como en todas las épocas en las que te sientes agotado y falto de energía, son: vitamina C, para fortalecer el sistema inmunológico, vitaminas del grupo B, betacaroteno, con poder antioxidante, probióticos y levadura de cerveza.

Cansancio primaveral: tratamientos energéticos

Las técnicas energéticas también son muy efectivas en caso de agotamiento, estrés, malestar, ansiedad, caída de las defensas inmunológicas, cambio de estación, insomnio o, por el contrario, somnolencia severa.

  • Reiki tradicional japonés. En el Reiki Tradicional existe una técnica específica para depurar el organismo de toxinas, que se puede combinar, según el caso, con un tratamiento físico, capaz de potenciar la capacidad de autocuración del organismo, o con uno de los tratamientos mentales específicos para el estrés, ansiedad, tristeza u otra.
  • El Masaje Energético-Espiritual. Es un masaje de reflexología podal, concebido por un Maestro Ayurvédico, S. Govindan, conocido en todo el mundo, capaz de incrementar la energía vital potenciando la capacidad innata de autocuración del cuerpo.

También te puede interesar: