Leche, huevos, azúcar y aromas: unos sencillos ingredientes para uno de los postres más sabrosos que existen. Un postre, que como su nombre indica es típico de Cataluña, con una base suave y cremosa, rematado con una deliciosa y crujiente capa de azúcar caramelizada. Servir, según la tradición, el día de San José … ¡pero al que no podemos resistir ni el resto de días del año!

Primo y quizás antepasado de la crème brûlée, de la que en Francia se considera una variante muy apreciada, se diferencia de ella porque no se cuece al baño María, sino que se cocina al fuego, se deja enfriar y luego se calienta solo en su parte superior.

Pero veamos en orden: preparemos los ingredientes… ¡y la cuchara!

  • Rendimiento: 4 personas atendidas
  • Dificultad: Fácil
  • Preparación: 20 minutos.
  • Cocinar: 5 minutos
  • cocina mediterranea

Ingredientes

Índice de Contenidos

  • 500 mililitros de leche
  • 6 yemas de huevo
  • 100 gramos de azúcar
  • 1 limón (o naranja)
  • 30 gramos de maicena
  • 1 rama de canela
  • aroma de vainilla
  • azúcar morena

Preparación

  1. Primero, vierte la leche, la canela en rama, el sabor a vainilla y la cáscara de limón en una cacerola y ponlo al fuego a fuego lento.
  2. Mientras tanto, trabaje las yemas con el azúcar y la maicena, y poco a poco agregue la mezcla a la leche hirviendo, revolviendo constantemente.
  3. Dejamos cocer entre 2 y 5 minutos, luego retiramos la rama de canela y echamos nuestra nata en los cuencos: una vez que se haya enfriado, la colocamos en el frigorífico al menos un par de horas.
  4. Cuando esté listo para servir, espolvoréelo con azúcar morena y páselo por la parrilla caliente unos minutos para que se caramelice. Si queremos, decoramos al gusto. ¿Listo con la cuchara?
Quizá te interese  ¿cómo eliminar la grasa del abdomen y cintura?