Suplementos para el cansancio y la concentración

Numerosas investigaciones y estudios han demostrado que hay vitaminas para la memoria que pueden mejorar el funcionamiento del cerebro y protegerlo del deterioro mental, especialmente en épocas de mucho estrés o de carencias alimentarias, que son perjudiciales para el organismo: todas las vitaminas son importantes, pero algunas en particular ayudan a la mente a mantenerse activa y a recordar mejor, además de tener efectos beneficiosos sobre el estado de ánimo.

Cuando pensamos en alimentos de memoria ricos en vitamina C, solemos pensar en los cítricos. Pero hay muchas otras buenas fuentes de vitamina C, tanto en las frutas (kiwi, mango, piña, fresas, frambuesas, sandía) como en las verduras (brócoli, coles de Bruselas, pimientos, calabaza de invierno).

¿Qué vitaminas ayudan al cerebro?

En particular, las vitaminas B6, B9 y B12 son muy importantes para el cerebro y se consideran las vitaminas por excelencia para la memoria y la concentración. Ayudan a prevenir el deterioro de las funciones mentales, la enfermedad de Alzheimer y la demencia.

¿Qué ayuda a las neuronas?

Un estudio suizo ha confirmado que correr aumenta la formación de nuevas neuronas y, por tanto, mejora la memoria. La alimentación es igual de importante: la fruta y la verdura protegen las neuronas. Y el sueño: es por la noche cuando se reorganizan las conexiones entre las neuronas.

¿Qué ayuda a la memoria y a la concentración?

También hay sustancias específicas que optimizan significativamente la función cerebral: hablamos de las vitaminas B6, B12 y B9 (folato), que son especialmente adecuadas para mejorar la memoria y la concentración debido a su capacidad para aumentar la producción de neurotransmisores en el cerebro.

Vitaminas para el sistema nervioso

Con el paso de los años, el cerebro pierde células y empieza a funcionar menos. Por eso, ya sea por razones fisiológicas o por enfermedades, solemos tener problemas de memoria y recordar cada vez menos.

La naturopatía ofrece una amplia gama de remedios naturales para proteger la salud del cerebro y la memoria, retrasando el deterioro cognitivo y ayudando a prevenir y combatir enfermedades como el Alzheimer, el Parkinson y otros tipos de demencia.

La FDA estadounidense recomienda aumentar la ingesta de colina durante el embarazo y la lactancia para optimizar el desarrollo normal del cerebro del feto, con efectos positivos a largo plazo sobre la función cognitiva.

Fuera de la dieta, se ha demostrado que la suplementación con un omega 3 como el EPA (ácido docosahexaenoico) aumenta el rendimiento intelectual en un grupo de adultos sanos, mientras que varios estudios demuestran que tomar tanto EPA como DHA (ácido docosahexaenoico) en una dosis de al menos 900-1000 miligramos al día mitiga la inflamación del tejido cerebral en personas con deterioro cognitivo o demencia y reduce la acumulación de la proteína beta-amiloide, que tiende a agregarse en placas en el cerebro de las personas con la enfermedad de Alzheimer.

¿Qué tomar para la concentración y la memoria?

El Ginkgo biloba es útil para la memoria y la función cognitiva, el Eleuterococo es un tónico adaptógeno y mejora la memoria, la Rhodiola rosea favorece un estado de ánimo regular.

¿Qué suplementos tomar para estudiar?

– Vitaminas C y E: potentes antioxidantes que protegen contra el ataque de los radicales libres. – Magnesio: interviene en los procesos de transmisión sináptica. – Zinc: interviene en los mecanismos antioxidantes y en el funcionamiento del sistema nervioso. – Hierro: su carencia provoca fatiga, incluso mental.

¿Cómo se alimenta el cerebro?

Se alimenta principalmente de glucosa, una molécula contenida en los alimentos, pero también sintetizada a partir del metabolismo de los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas.

1

Las vitaminas B6, B12 y el folato son los principales “actores” en el correcto metabolismo de la homocisteína. Según un estudio (Kennedy D.O., 2016), para preservar la función cognitiva normal y el mantenimiento de la memoria, hay muchas razones para recomendar la ingesta de vitaminas del grupo B (especialmente el folato y la vitamina B12) muy por encima de la CDR, es decir, la “ingesta diaria recomendada”, a través de suplementos para la memoria y la concentración.

– Thomas J., Thomas C.J., Radcliffe J. & Itsiopoulos C., 2015. Ácidos grasos omega-3 en la prevención temprana de la enfermedad neurodegenerativa inflamatoria: un enfoque en la enfermedad de Alzheimer. Biomed Res Int, 2015: 172801.

– Yamauchi, Takashi (2005). “La proteína quinasa II dependiente del Ca2+/Calmodulina neuronal: descubrimiento, avances en un cuarto de siglo y perspectivas: Implicación en el aprendizaje y la memoria”. Boletín Biológico y Farmacéutico. 28 (8): 1342-54.

¿Cómo ayudar a la memoria después de los 50 años?

La actividad física, aunque sea moderada, ayuda a mantener jóvenes las células del cerebro. El deporte mejora el estado de ánimo, la función cognitiva, la oxigenación, la concentración y la memoria. Además, la actividad física reduce (y en algunos casos elimina) el deterioro debido a algunas formas de demencia senil.

¿Qué hacer con la memoria a corto plazo?

arándanos, con antioxidantes, fibra y vitamina C. Mejoran la memoria a corto plazo y el funcionamiento del sistema cardiovascular. Ideal para el desayuno; las nueces, un tesoro de vitaminas, minerales y ácidos grasos.

¿Cómo no envejecer el cerebro?

Según la ciencia, el mejor antídoto para combatir eficazmente el envejecimiento del cerebro es llevar una vida activa tanto intelectual como físicamente, obviamente comiendo de forma saludable y durmiendo/descansando lo suficiente.

Vitaminas para la memoria y la concentración

El cerebro utiliza los aminoácidos fenilalanina y tirosina para producir norepinefrina, un neurotransmisor que desempeña un papel importante en la función cerebral: parece que controla la memoria a largo plazo y, si es baja, puede causar una disminución de los reflejos mentales y depresión. Los mejores suplementos elegidos por nuestro personal son:

Este aminoácido protege al cerebro de los daños causados por sustancias tóxicas como el mercurio y el plomo. Puedes encontrarlo en este suplemento, combinado con zinc, magnesio y vitamina B6, un verdadero “empujón” para tu cerebro y tu memoria: https://amzn.to/2xOQd7w