tercer día del ciclo del peso

La causa real de este fenómeno, ahora social, sigue siendo desconocida, y a lo largo del tiempo se han propuesto varias teorías. Sin duda, los cambios hormonales durante este periodo son un factor que contribuye en gran medida. En efecto, durante la fase que precede a la llegada de la menstruación, existe un fuerte desequilibrio entre los estrógenos y la progesterona (hormonas producidas por el ovario), que afectan al metabolismo de la serotonina implicada en el estado de ánimo, al equilibrio agua-sal mediante la hormona antidiurética, a la prolactina implicada en la tensión mamaria, pero también a las prostaglandinas implicadas en la percepción del dolor y la inflamación.

cuántos kilos se ganan antes de la menstruación

Por ello, te aconsejamos que mantengas el consumo de sal al mínimo, que evites los alimentos demasiado grasos o que contengan una alta dosis de glutamato. También deben evitarse los embutidos, la carne o el pescado curados y los productos de panadería como el pan, la pizza y los pasteles.

Cuando hay un aumento excesivo de los gases intestinales, acompañado de estreñimiento y constipación, se puede encontrar un valioso aliado en los suplementos a base de enzimas lácteas vivas, que, junto con los extractos vegetales de manzanilla, pasionaria, melisa y jengibre, ayudan mucho.

Pero al mismo tiempo también proporcionan alivio cuando hay hinchazón abdominal y una dieta desordenada, y el efecto beneficioso en este caso proviene de los extractos de plantas.

Esto también explica por qué debe pesarse una vez a la semana, siempre el mismo día y a la misma hora. Recuerda también que debes pesarte antes del desayuno y después de ir al baño.

¿cuándo hay que pesarse después de la regla? yahoo

Las fluctuaciones de estrógenos y progesterona afectan a muchos de los mecanismos del organismo. En primer lugar, estas hormonas regulan el contenido de agua acumulada en los tejidos y son responsables, entre otras cosas, de la retención de líquidos.

Justo antes de la llegada del ciclo y durante los primeros días de la menstruación, las fluctuaciones hormonales provocan un aumento de la retención de líquidos, lo que provoca una sensación de hinchazón y un aumento de peso.

Otros síntomas físicos son la tensión en los senos, el dolor de cabeza o de espalda, la fatiga excesiva, los forúnculos y los calambres abdominales, y se deben tanto a las fluctuaciones hormonales como al aumento de las prostaglandinas circulantes.

aumento de peso durante el ciclo

Las fluctuaciones de estrógenos y progesterona afectan a muchos de los mecanismos del organismo. En primer lugar, estas hormonas regulan el contenido de agua acumulada en los tejidos y son responsables, entre otras cosas, de la retención de líquidos.

Justo antes de la llegada del ciclo y durante los primeros días de la menstruación, las fluctuaciones hormonales provocan un aumento de la retención de líquidos, lo que provoca una sensación de hinchazón y un aumento de peso.

Otros síntomas físicos son la tensión en los senos, el dolor de cabeza o de espalda, la fatiga excesiva, los forúnculos y los calambres abdominales, y se deben tanto a las fluctuaciones hormonales como al aumento de las prostaglandinas circulantes.