Cosas que deberías saber sobre los jugadores

Cuando Suits habla de “un estado de cosas específico”, se refiere al objetivo del juego. En este caso, el objetivo no es ganar, per se, sino que se refiere más bien a una situación en la que los jugadores utilizan sus habilidades para alcanzar un punto final concreto. En el bádminton, ese punto final llega cuando el volante ha aterrizado en el campo del adversario, mientras que el punto final en el fútbol es cuando el balón entra en la portería. Por lo tanto, la habilidad requerida del jugador de bádminton es golpear el volante por encima de la red hasta un punto en el que el adversario no pueda devolverlo, mientras que los jugadores de fútbol deben patear el balón con los pies o golpearlo con la cabeza lejos de los defensores y pasando por encima del portero.

La segunda condición necesaria es que un juego debe tener reglas, y estas reglas proporcionan marcos descriptivos y definitorios de cómo se debe lograr el objetivo. El marco descriptivo describe la configuración del juego y su equipamiento, mientras que el marco definitorio estipula los medios de juego necesarios y permitidos. En el voleibol, por ejemplo, el marco descriptivo se refiere a la medida de la cancha, la red y su altura, y el tipo de pelota que se utiliza. El marco definitorio del voleibol es que el balón no puede tocar el suelo y que se permiten tres golpes para enviar el balón por encima de la red.

Quizá te interese  ¿Cómo funciona la pulsera inteligente Huawei Band 4?

Cosas que hacen los jugadores

Puede que acabes de lanzar un juego fantástico, producto de años de duro trabajo y no poca inversión monetaria. O, tal vez, estés intentando recaudar fondos para convertir tu visión en una realidad, pero nadie parece tener en cuenta tu esfuerzo.

Tal vez acabe de lanzar un juego fantástico que es el producto de años de duro trabajo y no poca inversión monetaria. O tal vez estés intentando recaudar fondos para convertir tu visión en una realidad, pero nadie parece darse cuenta de tu esfuerzo.

Hoy en día, sin una comunidad, básicamente no tienes un videojuego. No puedes permitirte el lujo de ignorar el poder de las redes sociales y la interacción directa con tus jugadores o patrocinadores de crowdfunding. Por eso debes crear tu comunidad tan pronto como estés listo para anunciar tu juego al público.

Ahora más que nunca, los jugadores quieren experimentar el privilegio de tener una visión interna de los juegos que les gustan. Las plataformas en línea, como las redes sociales y los foros, dan voz a los jugadores, y eso es algo que todo desarrollador debe aprovechar para construir y liderar una comunidad fuerte y obtener valiosos comentarios.

En qué son buenos los jugadores

Aproximadamente 1 de cada 10 personas en el mundo son jugadores. Los hay de todas las formas y tamaños, por así decirlo, y todos son únicos en cuanto a características y estilos de vida. Pero tienen cosas en común.

A través de un proceso constantemente divergente y convergente, pasamos de informarnos e inspirarnos a extrapolar implicaciones más amplias. Este proceso conduce a estrategias de acción que pueden ser expresadas.

Quizá te interese  ¿Cuáles son las planchas que no queman el pelo?

A los jugadores les gusta mantenerse ocupados, incluso cuando están jugando. Les gusta configurar sus puestos de combate con múltiples pantallas para mostrar guías de estrategia, vídeos en streaming, múltiples ventanas de chat y mucho más. Incluso pueden jugar a un juego mientras esperan a que se cargue otro.

Estilo de vida de los jugadores

El término “gamer” significaba originalmente “jugador”, y ha estado en uso desde al menos 1422, cuando las leyes de la ciudad de Walsall, Inglaterra, se referían a “cualquier jugador de dados, de cartas, de tenis, o cualquier otro jugador ilegal”. Sin embargo, esta descripción no se adoptó en Estados Unidos, donde se asoció a otros pasatiempos. En Estados Unidos, hicieron su aparición como wargames. Los wargames se crearon originalmente como una herramienta militar y de estrategia. Cuando se lanzó Dungeons & Dragons, se comercializó originalmente como un wargame, pero más tarde fue descrito por sus creadores como un juego de rol. Ellos también llamaron a sus jugadores gamers y es aquí donde la palabra cambió de definición, de alguien que juega a juegos de mesa y/o videojuegos[2].

En Estados Unidos, a fecha de 2018, el 28% de los gamers son menores de 18 años, el 29% tienen entre 18 y 35 años, el 20% tienen entre 36 y 49 años y el 23% tienen más de 50.[3] En el Reino Unido, a fecha de 2014, el 29% son menores de 18 años, el 32% tienen entre 18 y 35 años y el 39% tienen más de 36.[4] Según el Pew Research Center, el 49% de los adultos han jugado a un videojuego en algún momento de su vida y los que lo han hecho son más propensos a dejar jugar a sus hijos o futuros hijos. Los que juegan a los videojuegos con regularidad se reparten a partes iguales entre hombres y mujeres, pero los hombres son más propensos a llamarse a sí mismos “Gamer”[5] En 2019, el jugador medio tiene 33 años[6].

Quizá te interese  ¿Cómo se limpian los filtros HEPA?