Ejercicios de velocidad en casa

No hay duda de que la práctica hace la perfección cuando se trata de correr: cuanto más lo hagas, mejor lo harás. Sin embargo, esto es sólo una parte de la cuestión si realmente te comprometes a seguir un programa de entrenamiento para correr: también te beneficiarás si añades otros tipos de ejercicios.

El entrenamiento con pesas para corredores es una parte esencial de la mejora de la forma física general y también puede contribuir a mejorar la velocidad. Los corredores no querrán empezar a “abultar”, ya que un exceso de músculo añade peso y puede ralentizar la marcha. Sin embargo, al fortalecerse en general, su carrera debería mejorar.

Básicamente, para rendir al máximo se necesita algo más que correr: te beneficiarás enormemente de la incorporación de otros tipos de ejercicio que aumentarán tu fuerza, flexibilidad y equilibrio, convirtiéndote en un corredor más completo.

Puede resultar intimidante entrar en la sección de levantamiento de pesas de un gimnasio, especialmente si eres completamente nuevo en el uso de las máquinas y las pesas. En general, la mayoría de los corredores no necesitan centrarse en el “aumento de volumen”, y hay muchas otras áreas en la mayoría de los gimnasios, o incluso en casa o al aire libre, donde se puede aumentar la fuerza.

Ejercicios de agilidad

Los ejercicios de entrenamiento de agilidad ayudan a mejorar la velocidad, la potencia explosiva, la coordinación y las habilidades deportivas específicas. Desde el instituto hasta los equipos deportivos profesionales, todos los atletas pueden beneficiarse de los ejercicios de entrenamiento de agilidad. Incorpora estos ejercicios unas cuantas veces a la semana a tu rutina de entrenamiento para perfeccionar la velocidad de tus pies y perfeccionar tu técnica deportiva.

Quizá te interese  ¿Qué partes del cuerpo trabaja la bicicleta estática?

Los saltos pliométricos laterales ayudan a desarrollar la potencia explosiva, el equilibrio y la coordinación utilizando nuestro peso corporal natural. Este ejercicio avanzado de entrenamiento de la agilidad es esencial para cualquier posición deportiva que requiera coordinación lateral y potencia. Para obtener los mejores resultados, asegúrese de realizar este ejercicio después de un calentamiento exhaustivo. Otra gran opción es el salto lateral con una sola pierna.

Los ejercicios de carrera lateral mejoran en gran medida la estabilidad de la rodilla y el tobillo, por lo que son ideales para los deportes de pista. Para una forma adecuada, mantén un centro de gravedad bajo y pisa rápidamente de lado a lado la escalera. Asegúrese de pisar ambos pies, uno a la vez, dentro de cada peldaño de la escalera. Mientras impulsa los brazos hacia delante, intente aterrizar siempre con la punta de los pies. Repite de derecha a izquierda y luego de nuevo, de izquierda a derecha. La forma correcta es la clave del éxito.

Significado de los ejercicios de velocidad

Todo el mundo quiere ser más rápido: un corredor más rápido, un ciclista más rápido, un nadador más rápido… no importa el deporte; la velocidad es el billete para ganar. ¿Y si no es posible ir al gimnasio por problemas de horarios, compromisos laborales o por los viajes? No dejes que eso interfiera con una rutina de entrenamiento de velocidad.

Hay varios ejercicios con el peso del cuerpo que te ayudarán a mejorar la velocidad y no requieren ningún equipo especializado para realizarlos. Pruebe los siguientes cinco ejercicios altamente eficaces para entrenar la velocidad, independientemente de si es en una sala de estar, un hotel o un parque local.

Quizá te interese  ¿Qué tipos de bicicleta estática hay?

El sprint en el lugar puede realizarse en cualquier sitio donde haya espacio suficiente para estar de pie. El sprint en el lugar también se adapta perfectamente al entrenamiento de intervalos de alta intensidad (HIIT). El HIIT consiste en entrenar en ráfagas cortas de esfuerzo máximo con sólo un breve descanso entre las series de trabajo.

CÓMO HACERLO: Empieza por ponerte de pie en una superficie estable con la espalda recta, los pies separados a la altura de los hombros y los brazos relajados a los lados. A continuación, levante una rodilla hasta la altura de la cintura y bájela de nuevo apoyándose en la planta del pie. Cuando baje el primer pie, levante la otra rodilla. Repítelo lo más rápido posible mientras mueves los brazos como si estuvieras corriendo en línea recta.

Ejercicios de velocidad en casa para principiantes

Correr es el entrenamiento cardiovascular original. O lo amas o lo odias, pero incluso los que lo odian no pueden negar sus beneficios. Correr ayuda a perder grasa, a fortalecer los huesos y los músculos, y algunas personas incluso experimentan un “subidón del corredor”, que describen como una sensación de euforia que también viene acompañada de una reducción de la ansiedad.

No cabe duda de que es beneficioso, pero los entrenamientos para correr no proporcionan una rutina completa y bien estructurada. Algunos argumentan que correr somete al cuerpo a una gama limitada de movimientos mientras sigue un camino lineal y repetitivo que puede mantener tus músculos bloqueados y rígidos. Pero si es algo que te gusta, esto no debería impedirte correr. Por suerte, hay actividades que puedes añadir a tu plan de entrenamiento para correr si buscas resultados como el aumento de la velocidad, la fuerza y la agilidad.

Quizá te interese  ¿Cuál es el mejor deporte para mejorar la postura?

Willis recomienda realizar estos seis ejercicios para correr después de una carrera o en un día que no se corra. Estos seis ejercicios no requieren equipamiento y pueden realizarse en cualquier lugar. ¿Tienes poco tiempo? Opta por el nº 6, que incluye la activación de los músculos de contracción rápida, aumenta tu rango de estiramiento y te obliga a trabajar la postura y la forma. Después de unas semanas, verás los efectos de estos ejercicios de carrera en tu tiempo en la milla.